PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Cómo ahorrar cuando no hay Dinero

Neus Escoda M. "El Blog de Neus"
20 May 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Después de superar esta última crisis económica, también llamada “Depresión Económica Española” que abarcó desde el 2008 al 2014 (según el Instituto Nacional de Estadística), la gran mayoría de los españoles no hemos podido recuperar nuestros privilegios/economía que teníamos antes de entrar en ella.

Por lo que muchos, que antes tenían trabajo, ahora están desempleados o con un puesto y sueldo inferior. Otros se han sacado el título (universitario o profesional) y no encuentran empleo, etc. etc.

Como consecuencia de todo esto, si antes teníamos pocos ingresos, ahora son menos o inexistentes, por lo que si ya de por sí es complicado ahorrar, cuando los ingresos se reducen “es casi” imposible.

Como habrás visto he puesto “casi”, que no imposible, porque imposible no hay nada, así que si coges papel y lápiz, te daré unas cuantas pautas que te ayudarán a ahorrar, unos podrán ahorrar poco y otros un poco más, dependiendo de los ingresos y de su fuerza de voluntad.

Cómo ahorrar cuando no hay dinero

1- Debes coger una página en blanco y escribir los ingresos mensuales que entran en tu casa. Si sois dos o más personas las que trabajan y reciben un sueldo o reciben un dinero extra cada mes, apuntalo en líneas distintas para diferenciar de dónde vienen las entradas.

2- Una vez hecha la lista, suma todos los ingresos y pon el total debajo.

3- Ahora coge otra hoja en blanco y escribe en cada línea los gastos fijos de cada mes. Alquiler o hipoteca, agua, luz, gas, etc. Sólo los gastos fijos y que sean imprescindibles, no me sirve que pongas Movistar-TV o el gasto de tabaco o el restaurante de cada fin de semana. Solo gastos que hay que pagar si o si para cubrir tus necesidades básicas.

4-Una vez realizados los tres primeros puntos, resta los totales de Ingresos menos Gastos para averiguar qué cantidad de dinero sobra después de pagar todos los gastos fijos. (Si, ya se que no hemos contado otros gastos que también son importantes para ti, móvil, ropa, salidas de ocio, etc. Espera un poco y ya llegaremos a ellos)

5- Ahora ya tienes el saldo de Ingresos-Gastos= Saldo. Pongamos un ejemplo: Imaginemos que cada mes ingresas entre tu pareja y tu 1.500 euros, y de gastos fijos tenéis unos 1200 euros. La diferencia sería de 300 euros. De acuerdo, ahora es cuando debes coger otra hoja en blanco y apuntar los gastos que no son fijos ni imprescindibles, pero que para ti son importantes.

6- Una vez tengas el resultado, imaginemos que te han salido unos 450 euros más de gastos (es decir que te has excedido unos 150 euros más de los que ingresáis cada mes). Lo que significa que es normal que vuestra economía esté en crisis, porque gastáis más de lo que ingresáis.

Si esto ocurre un mes concreto o dos al año, no pasa nada, ya que los demás meses compensaran este saldo negativo, pero si esto sucede cada mes o mes si, mes no, esto puede acabar muy mal, por lo que te recomiendo que pongas manos a la obra y empieces a apretarte el cinturón ya!!!

7-De todos los gastos que no son fijos ni imprescindibles, sepáralos en dos listas (la tuya y la de tu pareja) y cada uno con su lista, valorad de qué podríais prescindir o reducir para que vuestras finanzas empiecen a respirar y pasen a tener saldo positivo.

8- Es importante que ambos estéis comprometidos en el tema “ahorro” porque sino, esto no funcionará.

9-Imprescindible que ese ahorro tenga un objetivo, es decir ¿para qué vamos a ahorrar? Para comprar la cuna del bebé, para realizar el viaje soñado, para realizar una cena de aniversario, o simplemente para compraros esa batidora que os hace falta.

10-Una vez determinado el objetivo, será más fácil conseguirlo. Yo os aconsejo visualizarlo, de qué forma: poniendo fotos por todos lados. Si es un viaje o una batidora o sea lo que sea, buscad una foto atractiva, unos hermosos paisajes de la zona, o de sus monumentos. Una foto de revista o de internet de la batidora en todo su esplendor, o incluso si la batidora es para las papillas de nuestro hijo pequeño, poner fotos alternadas con las otras del niño comiendo su papilla.

Todo eso hará que en cada paso que deis, tengáis presente la necesidad o la ilusión de conseguir sea como sea ese objetivo.

11-O.K. ya tenemos claro cómo está nuestra economía en estos momentos y de dónde partimos. Y también, qué es lo que queremos conseguir a corto o largo plazo.

Aunque no lo he mencionado, también podría ser que quisierais o quisieras ahorrar para tener un buen colchón financiero en el banco. Si este es el caso, las fotos motivacionales podrían ser de tu cartilla o extracto del banco (retocado con un programa editor) en la que su saldo es de 10.000 euros. Ver nuestra cartilla con ese saldo, yo te aseguro que motiva….y mucho!!

12-A partir de aquí, lo que debes hacer es, dependiendo del saldo que te haya salido al restar ingresos menos gastos, buscar ese tanto % de ahorro que vas a retirar cada mes, que te permitirá seguir pagando tus deudas, independientemente de su retirada.

Por ejemplo: Imaginemos que tu saldo es de 300 euros x 10% (tanto por ciento habitual de ahorro) son 30 euros a guardar cada mes para conseguir tu objetivo.

Este tanto % puede variar, si el saldo resultante es muy bajo, o los gastos extras son de un importe elevado, podrías bajarlo al 5% (15 euros / ahorro al mes) también depende de si quieres conseguir pronto tu objetivo o no.

Puede que después de leer esto, “digas es que 15 o 30 euros son mucho dinero para guardar cada mes”, y yo te digo que eso no es cierto. Platéate todo lo que llegas a comprar y gastar durante los 30 días que tiene un mes: cafés, refrescos, pastas/bollería, aperitivos, cervecitas, tabaco, accesorios, peluquería, cosméticos, perfumería, etc, etc.

Realmente me estás diciendo que es indispensable tomarte un cortado y una pasta cuando salgas al super esta tarde?. O comprarte ese pinta-uñas  y eye-liner que posiblemente ambos ya sumen los 15 o 30 e?

O fumar tres paquetes de tabaco menos a la semana te proporcionaran 15 euros de ahorro que multiplicado por 4, son 60 euros/por mes que podrás guardar en tu hucha ¿cómo lo ves?

Como verás no te estoy hablando de nada descabellado, sino simplemente mostrarte que con una buena planificación, puedes conseguir lo que te propongas, e incluso ahorrar para varios objetivos al mismo tiempo.

En mi casa, tanto mis hijas como yo, lo hacemos así desde hace años, y funciona a la perfección, ya que cuando llega el momento de las vacaciones, el regalo de aniversario, o se estropea ese electrodoméstico que ya daba señales de que iba a durar poco, ya tenemos ahorrado todo su valor o una gran parte de él, por lo que nos es más fácil conseguir lo que nos falta o esperar mucho menos tiempo para tenerlo.

¡Te deseo lo mejor!

Y si tienes cualquier duda o necesitas ayuda para tus planificaciones, escríbeme a info@neusescodam.com o llama al telf. 687.510.030.

Publicidad
Publicidad