PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Prepárate para la Navidad

Neus Escoda M. "El Blog de Neus"
10 Dec 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Una cosa es decirlo y otra muy distinta hacerlo…

Cuando hablo de prepararnos para la Navidad, me refiero a tener claro cómo queremos que sean nuestras Fiestas Navideñas: solitarias, con amigos, con familia, alegres, tristes, luminosas, divertidas, tranquilas, etc. etc.

Antes de meternos de lleno en la vorágine navideña, debemos tener claro qué nos gustaría, para que nos nos pase como cada año que una vez finalizadas pensamos que podían haber ido mejor, o haber sido diferentes…

Cuanto más claros sean nuestros deseos y más nos enfoquemos en ellos, más fácil será que ocurra, por tanto, pongámonos manos a la obra.

Por ejemplo: Imagina que cada año, te gustaría celebrar las fiestas con toda tu familia. Hermanos, tios, primos, padres, etc. Pero nunca los llamas unas semanas antes para concretar el encuentro, siempre esperas que sean ellos los que llaman y en la mayoría de los cosos…..no lo hacen.

Si tu ilusión es iluminar toda tu casa y poner muchos adornos por todos lados, pero nunca lo haces porque vale mucho dinero, pues empieza ya este año y compra todas las luces que tu presupuesto te permita…..quizás no sean muchas, pero con las que ya tenías, la cosa empieza a iluminarse.

Seguro que con las que compres el año que viene, esto empezará a tener otra “luz”.

Si tu deseo es que haya buen rollo en estas fiestas, pero cada vez que se juntan los cuñados termináis gritando y llamándoos de todo, ha llegado el momento de cambiar el fin de fiesta.

Yo te aconsejaría que hablaras con cada miembro de la familia o cada familia por separado y les amenazaras directamente.

1-“Si no sabéis comportaros y hablar como las personas, para el próximo año quizás debamos valorar si invitaros o no”

2-“Como el objetivo de celebrar la Navidad es que haya mucho amor y paz en esta casa, agradecería que todos los participantes hicieran lo que esté en su mano para que así sea.”

3-“Ya se que las relaciones son complicadas y según con que personas, lo son más, pero a partir de este año, y teniendo en cuenta que sólo estamos 4 o 5 horas todos juntos, os agradecería que dejarais todo lo negativo fuera de casa y solo trajerais lo positivo, y si tenéis que decir alguna cosa de los demás, fueran cosas buenas, y si no es posible….estuvierais callados. GRACIAS”

Si después de todas estas explicaciones parece que no ha quedado muy claro tu objetivo, yo optaría por alguna penalización, eso sí, siempre mezclándolo con muchas bromas….El que empiece a gritar, soltar tacos o criticar a otro comensal, se le limitarán las copas, y solo volverá a beber si promete comportarse como es debido. ¿Cómo lo ves?

¿Entiendes cómo funciona?. La idea es hacer ver a los demás que a partir de este año, se han acabado las tonterías, tu objetivo es que sea una celebración con todas las letras, y si para eso hay que hacer algunos cambios, pues se hacen.

Al fin y al cabo, lo que tu quieres, es lo que la mayoría también deseamos, tener una fiesta en paz, tranquilidad y amor, por tanto no creo que nadie se niegue a modificar su conducta. (también es cierto que el cava no ayuda a que nuestra conducta sea perfecta) pero si hacemos un poco de presión y todos los miembros del grupo vienen aleccionados ya de casa, es más probable que limiten la cantidad de copas o que sus palabras sean menos ofensivas.

Lo importante es tener claro cómo quieres que sean tus Felices Fiestas!!

Si te gustaría que todos tuvieran regalos, aunque fueran pequeños detalles, monta un amigo invisible con el grupo, de 5, 10 o 15 euros y con poco dinero todos tendrán un presente. (Si quieres saber más, mira mi post: Cómo ser un buen amigo invisible)

Si lo tuyo es estar con los amigos y celebrarlo conjuntamente pero siempre hay alguno que está de viaje….busca un día, aunque no sea de los señalados para poder encontraros todos juntos y desearos esas Felices Fiestas.

Si lo que te llenaría es poner mucha comida, igual que hacía tu madre o tu abuela cuando eras pequeña y juntar a toda la familia alrededor de la mesa, empieza ahorrar cuanto antes, y compra las cosas con tiempo, no los últimos días ya que los precios serán más elevados.

Si es posible, compra la carne o el pescado y congélalo, de esta forma al descongelarlo, estará como recién comprado. Consulta recetas por internet o en revistas, hay muchos platos o entrantes que parecen muy caros pero que no lo son y sólo necesitan tiempo y paciencia para realizarlos.

Resumiendo: Sea cual sea tu ideal de Feliz Navidad, seguro que si te lo propones, lo conseguirás. Todo depende de tu voluntad y de saber explicarlo a los demás para que ellos también quieran compartirlo.

Mi deseo es: QUE TENGAS UNA MUY FELIZ NAVIDAD!!!

Publicidad
Publicidad