PREVIOUS_POST
NEXT_POST

3 ventajas de la hipoteca puente para mudarte sin vender

Comparador HelpMyCash La portada financiera
14 May 2020 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

El confinamiento en las grandes ciudades ha despertado la curiosidad por vivir en espacios más amplios y tranquilos. Sin embargo, la idea de endeudarnos todavía más y las posibles dificultades para vender la vivienda actual nos podrían quitar la ilusión. Si es así, quizás nos interese descubrir qué es la hipoteca puente, un producto financiero diseñado para empezar a vivir donde más nos guste sin las prisas de tener que vender nuestra casa. A continuación, desde el comparador financiero HelpMyCash.com hacemos un repaso de los aspectos más ventajoso de esta operación.

1- Vende tu casa sin prisa y concédete una pausa

Con el estado de alarma todavía vigente, quizás no sea el momento ideal para colgar el cartel de “se vende”.  De hecho, según han podido verificar los expertos de HelpMyCash, en marzo, la compraventa de pisos ha caído más de un 30%. Además, el precio por metro cuadrado de las viviendas de segunda mano también ha sufrido un descenso del 2% hasta los 1.544 euros.

Ante esta situación, contratar una hipoteca puente nos permitiría aplazar la venta del piso hasta que las aguas vuelvan a su cauce, con la ventaja de empezar a vivir donde más nos guste. Eso sí, uno de los riesgos que debemos asumir es la posibilidad de que la vivienda pierda valor y terminemos cerrando la venta por un importe inferior al que habíamos proyectado. Para que esto no ocurra, el comparador financiero recuerda que explorar las posibilidades del mercado y no posponer demasiado la operación nos podría ayudar.

2- Paga una cuota más baja hasta encontrar un comprador

Una de las características más atractivas de la hipoteca puente es que el banco nos concederá el privilegio de disfrutar de una carencia de capital hasta que consigamos vender la vivienda. Esto quiere decir que el banco nos ofrecerá la posibilidad de pagar una cuota mucho más baja durante un periodo que puede variar entre los seis meses y los cincos años.

Con esta solución, por una parte, iremos más desahogadas con los pagos si todavía estamos devolviendo el préstamo hipotecario de la vivienda anterior; un ahorro que podríamos destinar a redecorar nuestro nuevo hogar.

Aunque no cabe duda de que el aplazamiento del pago de los intereses es un punto a favor, no debemos olvidarnos de que cuando la carencia caduque habrá llegado el momento de ponernos al día con la devolución del capital y el importe de las mensualidades será más alto.

3- Las hipotecas puente no son más caras que las convencionales

A diferencia de lo que podríamos suponer, las hipotecas puente tienen unas condiciones muy similares al resto de los préstamos pensados para la adquisición de viviendas. De hecho, podemos encontrar crédito para cambiar de casa a tipo variable desde euríbor más 0,89% y con un interés fijo inicial que no llega al 2,50%.

Al igual que en el resto de los préstamos hipotecarios, no deberemos fijarnos únicamente en el tipo de interés, sino que el precio de la vinculación y de las comisiones también influirá en el coste total del producto.

Desde HelpMyCash queremos recordar que vender nuestra casa antes de comprar una nueva es siempre la opción más barata, aunque para eso deberemos posponer la mudanza hasta el momento de la venta.

Publicidad
Publicidad