PREVIOUS_POST
NEXT_POST

7 medidas de seguridad antifraude para proteger tus tarjetas

Comparador HelpMyCash La portada financiera
27 May 2020 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

El código pin y el CVV de las tarjetas no son las únicas medidas de seguridad que incorpora este medio de pago para luchar contra el fraude. Aunque no seamos conscientes, a través de la web y de la aplicación de nuestro banco podemos configurar la seguridad de nuestros plásticos y activar medidas extra para frenar a los criminales y mantener nuestro dinero a buen recaudo. Pero ¿qué medidas son esas? Nos referimos a apagar y encender las tarjetas temporalmente, a limitar la cantidad máxima que se puede sacar en un cajero por día o a impedir que se paguen compras en el extranjero, por citar tres ejemplos.

Los miembros del comparador financiero HelpMyCash.com nos hemos preguntado qué medidas de seguridad nos permite activar la banca española para hacer que nuestras tarjetas sean más seguras y, para ello, hemos analizado las aplicaciones de una docena de bancos presentes en España. Actualmente, las entidades que ofrecen a sus clientes un mayor grado de personalización de la seguridad de sus tarjetas a través de sus apps son Abanca, ING, BBVA, Openbank, N26 y Revolut.

A continuación, las medidas de seguridad más habituales que podemos asociar a nuestras tarjetas.

Apagar y encender las tarjetas temporalmente

Sin duda, se trata de la medida de seguridad más popular entre la banca española, hasta el punto de que todos los bancos analizados permiten a sus clientes apagar temporalmente sus tarjetas a través de su app. Esta función permite bloquear temporalmente el uso de la tarjeta (no se podrán realizar compras ni reintegros mientras esté desactivada) y nos puede resultar útil, por ejemplo, si no encontramos nuestra tarjeta, pero no sabemos si la hemos perdido o nos la hemos dejado en casa, si no utilizamos habitualmente nuestra tarjeta y preferimos desactivarla, si el banco no proporciona otras medidas de seguridad que se adapten a nuestras necesidades o si creemos que alguien puede haber clonado nuestra tarjeta o sospechamos que hemos compartido nuestros datos con un comercio fraudulento.

Bloquear una tarjeta definitivamente

Se trata de otra de las funcionalidades más habituales; el 92% de los bancos analizados permiten dar de baja definitivamente una tarjeta a través de su app. Esta opción nos permite actuar rápidamente si nos roban nuestra tarjeta o sabemos que la hemos perdido, ya que podremos darla de baja en cuestión de segundos a través del móvil a cualquier hora y solicitar una de repuesto. No olvidemos que si perdemos nuestro plástico o somos víctimas de un robo, tenemos que cancelar nuestra tarjeta y notificárselo al banco lo antes posible.

Activar alertas y notificaciones

Esta medida de seguridad es básica y la mayoría de los bancos españoles la contemplan. La idea es sencilla: el banco nos mandará notificaciones push, SMS o correos electrónicos cada vez que usemos nuestras tarjetas. Esta medida de seguridad nos servirá en el caso de que alguien use fraudulentamente nuestras tarjetas, ya que nos permitirá enterarnos al momento de la estafa. Algunas entidades no permiten configurar el tipo de alertas recibidas, mientras que otras ofrecen un gran grado de personalización. Bankia, por ejemplo, permite crear alertas a nuestro gusto y podemos solicitar que nos avisen cada vez que se usa nuestra tarjeta a partir de un determinado importe.

Configurar los límites de nuestra tarjeta

Puede que sea una función de pasemos por alto, incluso que nos moleste. Es probable que muchos de nosotros alguna vez no hayamos podido realizar una compra de importe elevado y al final hayamos descubierto que la razón era que estábamos sobrepasando el límite diario o mensual de compras con nuestra tarjeta. Pues bien, si alguna vez nos roban a tarjeta o la perdemos, probablemente agradezcamos haber fijado un límite no demasiado alto. Estos límites, como su nombre indica, nos permiten fijar un tope en el importe que podemos gastar cada día o cada mes (en algunos bancos el importe es diario y en otros mensual) al pagar, sacar dinero o comprar por Internet. La ventaja es que podemos modificar estos límites a través de la app y que se suelen actualizar al momento, por lo que si hemos fijado un límite bajo por seguridad y en algún momento necesitamos sobrepasarlo, bastará con acceder a la aplicación y cambiarlo.

Desactivar los pagos ‘contactless’

Los pagos sin contacto son cómodos, de eso no cabe duda. Al fin y al cabo, nos permiten abonar una compra simplemente acercando la tarjeta al datáfono y si el importe es inferior a 20 euros (50 euros durante el estado de alarma), no es necesario introducir el pin. Pero a pesar de las ventajas que presenta este sistema, todavía genera cierta desconfianza entre muchos clientes, que prefieren no tentar a la suerte. Para contentarles, el 50% de los bancos permiten desactivar los pagos contactless, de manera que todas las compras se tengan que abonar con chip o banda magnética y usando el pin. Banco Santander, BBVA, Abanca, ING, Openbank y Revolut permiten activar y desactivar este sistema.

Desactivar las compras en el extranjero

Gran parte de los bancos analizados permiten desactivar las compras realizadas en el extranjero, una función útil si no pensamos viajar (podemos volverlas a activar cuando tengamos previsto cruzar la frontera). Eso sí, en general esta función no afecta a las compras online. Algunos bancos van más allá y permiten limitar las compras en territorios concretos como, por ejemplo, Openbak, que nos deja configurar la tarjeta por países o continentes.

Desactivar las compras online

Otra de las medidas estrella de los bancos. El 75% de las entidades analizadas nos dan la posibilidad de inhabilitar las compras a través de Internet.

Publicidad
Publicidad