PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Han usado los datos de tu tarjeta. Cómo recuperar el dinero

Comparador HelpMyCash La portada financiera
30 Apr 2020 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Según fuentes de la Guardia Civil, las estafas en Internet han aumentado en un 70% durante el estado de alarma. Las compras y pedidos a través de la Red se han multiplicado durante los días de confinamiento, lo que ha desencadenado una proliferación de las ciberestafas

Los expertos del comparador HelpMyCash.com recuerdan: “hay que estar muy atentos y reaccionar rápido”. Por eso, aconsejan revisar el extracto de nuestra cuenta bancaria de forma recurrente para poder detectar a tiempo posibles robos o estafas en las que se hayan podido emplear nuestros datos bancarios y efectuar compras por Internet sin nuestra autorización.

El uso fraudulento de los datos de nuestra tarjeta puede darse por varios motivos: debido a la duplicación, extravío o robo del plástico o, incluso, por la suplantación de nuestras cuentas en comercios online (Amazon, eBay…) y el robo de nuestros datos de acceso. ¿Qué hacer si hemos localizado un pago con nuestra tarjeta de una compra que no hemos realizado? Desde el comparador recomiendan llevar a cabo el siguiente proceso.

1. Notifícalo a tu banco y cancela la tarjeta 

En primer lugar, debemos ponernos en contacto con nuestra entidad y comunicar la incidencia lo antes posible. La forma más rápida de notificar al banco sobre el robo de los datos de la tarjeta es llamando por teléfono al servicio de atención al cliente o al teléfono de cancelación de tarjetas. Las mayoría de las entidades disponen de números de teléfono especiales para bloquear o cancelar tarjetas en caso de urgencia. También, podemos cancelar la tarjeta rápidamente a través de la aplicación de nuestro banco, si esta lo permite.

Otras opciones son acudir a nuestra oficina, siempre que esté abierta, o ponernos en contacto por correo electrónico o desde el chat de sus plataformas digitales. Sin embargo, no son las vías más ágiles.

El banco procederá a anular nuestra tarjeta con el fin de que no vuelvan a emplear nuestros datos de forma fraudulenta y, probablemente, emitirá otra tarjeta de débito o crédito nueva, lo que puede implicar el cobro de costes que el cliente deberá asumir. Si decidimos denunciar el caso, evitaríamos pagar esta posible comisión por la emisión de la tarjeta sustitutoria.

2. Solicita el reembolso del importe

Tal y como informan desde HelpMyCash.com, la mayoría de los bancos cuentan con un formulario para reclamar las operaciones con tarjeta realizadas no autorizadas por el titular. En dicho formulario, el cliente debe indicar, por lo general, los datos de la tarjeta y el detalle de la operación en disputa, así como la fecha de dicha transacción fraudulenta, el nombre del comercio y el importe. 

Es posible rellenar el formulario a través de Internet y enviarlo a la dirección de correo electrónico que el banco facilitará en su página web para casos de fraude. Sin embargo, puede ser más rápido y efectivo hacerlo de forma presencial

Una alternativa es rellenar el formulario en casa y entregarlo en una sucursal, pidiendo cita previamente de forma telefónica concretando día y hora para que puedan atendernos. En ambos casos, si el banco necesitara más información o documentación para estudiar la situación de fraude, nos lo comunicará.

Finalmente, una vez el banco confirme nuestra incidencia, abonará el importe correspondiente mediante transferencia bancaria en la cuenta que hayamos indicado al cumplimentar el formulario.

Ahora bien, si perdemos o nos roban la tarjeta y alguien la emplea sin nuestra autorización, hasta que no notifiquemos la incidencia al banco seremos los responsables de pagar los primeros 50 euros del total de los cargos generados fraudulentamente. Desde la implantación de la directiva PSD2, la cantidad que corre de nuestra cuenta en estos casos se reduce de 150 a 50 euros.

3. Denunciar el caso

No está de más denunciar el robo de tus datos bancarios en una comisaría, aunque si nuestra entidad no lo solicita explícitamente, no es una obligación hacerlo. Existen bancos que, para reembolsar la cantidad que nos han robado a través de una compra online fraudulenta, solicitarán que antes presentemos una denuncia ante la Policía para continuar con el procedimiento y devolvernos el cargo.

Publicidad
Publicidad