PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Cómo afronto psicológicamente el QuedateEnCasa

Laura Croas Entrambasaguas Laura Croas. Mujer sin filtros
18 Mar 2020 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

¿Cómo afronto psicológicamente el #QuédateEnCasa por el coronavirus?

Desde que hemos empezado a quedarnos en casa para frenar el coronavirus, nuestras rutinas diarias se han visto alteradas. Todos conocemos las pautas para preservar la salud física (higiene, lavado manos, reducir desplazamientos, etc.) pero, ¿qué pasa con nuestra salud mental y emocional?.

Comparto con vosotros algunas claves para combatir el miedo, la soledad, ansiedad, angustia, sensación de tener los síntomas o el insomnio que nos pueden surgir por la situación de quedarnos en casa hasta que, entre todos, venzamos al coronavirus.

ACEPTACION- Las resistencias a aceptar las cosas como vienen, hace que suframos más. Cuando luchamos contra la realidad, perdemos siempre. Por lo que os invito a que nos rindamos, aceptemos este momento tal como es. La aceptación siempre es el comienzo de algo nuevo. A través de la aceptación podremos empezar a encontrar otras opciones y crear nuevas formas de trabajar, de vivir, incluso de pensar.

ACTITUD POSITIVA- Imagínate que eres una pila alcalina con un día de energía. Levántate, haz ejercicio, dedica un tiempo al día para ti, dúchate, vístete, ponte guap@ y sonríe (aunque te cueste). Una actitud positiva causa una reacción en cadena de pensamientos, sucesos y resultados positivos. Nunca trates de guardar energía para el día siguiente. No planees, vive el momento ocupándote de los asuntos de hoy y evitando dar hueco a las preocupaciones del mañana, cuando lleguen, ya las gestionaremos.

En estos momentos tan cambiantes cualquier intento de adelantar acontecimientos es un error, simplemente confiemos en que tenemos las capacidades, habilidades y las ganas suficientes de superarlo.

Suele suceder que en los peores momentos de nuestra vida, aprendemos las mejores cosas.

CAMBIAR  NUESTROS PENSAMIENTOS- ¡No suframos inútilmente! Lo que nos afecta realmente no es lo que nos pasa, sino lo que pensamos, como interpretamos lo que nos está pasando. En estos momentos es fácil caer en diálogos internos terribilizadores. Por favor, hay que evitar terribilizar. El truco es conseguir poner la mente a nuestro favor, si conseguimos poner el cerebro a nuestro servicio durante esta crisis, nos sentiremos mucho más tranquilos.  El pensamiento es previo a la emoción, es decir, lo que sentimos es una manifestación física de algo que nos estamos diciendo,  os propongo “pillaos” que cosas te estás diciendo,  porque son estos pensamientos los que van a guiar tu estado de ánimo estos días. Y si descubres que estos pensamientos te están limitando y que sin ellos estarías mejor, incluso serías mejor persona,  elimínalos, ¿Cómo?, sustituyéndolos por otros que te ayuden, comienza a decirte frases que te potencien en estos momentos aunque al principio te suenen artificiales, en unos días las iras interiorizando.

Recuerda siempre que si cambias tus pensamientos, podrás cambiar tu vida.  

GESTIÓN EMOCIONAL- La sensibilidad engrandece a las personas.  Siente tus emociones, no las ignores, al contrario, identificarlas y gestionarlas correctamente, en su justa medida, nos facilitara nuestro día a día.

El sentir miedo estos días, ante el coronavirus, nos da seguridad porque hace que nos protejamos, nos quedemos en casa y sigamos las pautas que nos establecen los expertos, pero cuidado, la sobreexposición a medios de comunicación puede hacer que nos infoxiquemos y suframos un exceso de miedo, que podría bloquearnos y paralizarnos.  

También expresemos el amor. Ama, entendiendo amar como dar, comparte tu tiempo con las personas que quieres, conversa con ellos, llama a amigos, familiares, interésate por ellos, reconfórtales, dales ánimo.

Y ábrete a sentir la alegría de las buenas noticias que van llegando, puede que no todo sea negativo durante estos días, si cada día nos permitimos sorprendernos con algo agradable conseguiremos sentirnos bien y haremos la vida bastante agradable a los que están a nuestro lado.

ACCIÓN- Busca tu música, busca tu baile, busca tu movimiento, busca las cosas que te gustan, que puedas hacer y actúa. Prueba cosas nuevas, esta crisis nos abre posibilidades de ver más allá de lo habitual, aprovecha este tiempo en casa para hacer cosas que llevabas tiempo queriendo hacer y hazlas. Cada uno tiene que aportar lo que sabe hacer, que cuando pasen estos días, los recordemos cómo días emocionales, donde surgieron cosas bonitas e inolvidables.

“JUNTOS, TODOS, CERCANAMENTE LEJOS, SOMOS UNO”.

Laura Croas Entrambasaguas
       Psicóloga  M-32519
Publicidad
Publicidad