PREVIOUS_POST
NEXT_POST

10 pasos para empezar a llevar una vida creativa

Diana P. Morales Más vale ciento volando
2 Jan 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Cada comienzo de año es un nuevo inicio, una pizarra en blanco en la que podemos empezar a escribir de nuevo, reinventarnos, dar el primer paso en el camino hacia nuestros sueños. Aprovecha el potencial y la energía que nos proporciona esta fecha para animarte a cambiar de manera sencilla, y definitiva, tu vida y dirigirla hacia algo que te apasione. 

Estos pasos sencillos pueden ayudarte. Dedica una tarde a planificar tu cambio de vida: ponte cómoda, coge una libreta nueva y bonita (que te ayudará a remarcar la sensación de camino nuevo), mímate, con una copa de vino o un poco de chocolate y disfruta de tu cambio como te mereces. 

1. Define tu sueño (y tu meta a largo plazo)

Si vas a salir a navegar a mar abierto necesitas un mapa para saber exactamente a dónde vas. Define lo más precisamente posible qué es lo que te gustaría conseguir: por ejemplo, en lugar de "me gustaría ser una artista conocida, subirme a un escenario" podrías concretar más y escribir que te gustaría "ser actriz de monólogos de comedia y ganarme la vida con ello". Si lo que quieres es cambiar tu trabajo o algo de tu vida que ahora mismo no te satisface, recuerda definir tu sueño en positivo y escribir qué es lo que te gustaría estar haciendo o hacia dónde te gustaría cambiar. 

Puedes crear además un Dream Board, o tablero con imágenes y palabras que reflejen tu sueño lo más claramente posible, como este: http://www.fordyceletter.com/media/2014/12/Dream-board.jpg

Escribe además, si puedes, cuál es el objetivo concreto que te gustaría alcanzar al final de este año (que siempre será más pequeño que el objetivo final: los sueños grandes toman tiempo, pero estamos aquí para poner las primeras piedras de la casa). 

2. ¿Qué pequeñas cosas tendrías que cambiar en tu día a día para llegar hasta ahí? Apunta 3 y empieza a hacerlas

¿Tienes ya más o menos claro cuál es tu sueño, lo que te gustaría cambiar en este año 2016? Detente ahora mismo a pensar qué pequeñas cosas podrías cambiar en tu día a día que te dirigieran en el camino de conseguir ese sueño. Haz una pequeña lista. Tal vez son cosas tan sencillas como levantarte más temprano, hacer un cambio de vestuario, leer libros relacionados con lo que te gusta o dedicar 3 horas a la semana a cultivar tu pasión.

Selecciona 3 de esas pequeñas cosas diarias y empieza a llevarlas a cabo hoy mismo. El Kaizen es una ideología que nos enseña cómo un pequeño cambio, si es constante, puede cambiar por completo el rumbo de nuestra vida. Aquí se explica mejor.  

3. Apúntate a un curso o club para mantenerte encontrar tu tribu y animarte a mejorar

Para animarte a seguir el camino de tus sueños es importante que te sientas apoyada y rodeada de personas que te inspiran. Si te apuntas a un curso o club relacionado con aquello que quieres conseguir matarás dos pájaros de un tiro: empezarás a formarte para conseguir lo que deseas y, al mismo tiempo, estarás en contacto con personas que comparten tu pasión. No hay mejor manera de empezar a afianzar tu compromiso contigo misma. 

4. Reserva tiempo para ti y para tu pasión.

De nada sirve soñar de día con cambiar de vida si no plasmamos nuestro compromiso en acciones concretas. Para ello, una de las cosas más importantes es dedicar un tiempo semanal a la persecución de tu sueño. No tiene por qué ser 20 horas semanales, algo probablemente incompatible con tu vida actual. Puedes empezar poco a poco: dedícale una tarde a la semana o la mañana del domingo. 

Eso sí: habla con familia y amigos, hazles saber lo importante que es esto para ti, para que respeten tu horario e incluso te ayuden a cumplirlo. Cuidado, porque la rutina diaria puede ponernos muchos obstáculos y también nosotras podemos auto-sabotearnos. Aquí explico cómo sacar tiempo sí o sí para nuestra pasión. 

5. Medita o haz yoga y/o ejercicio.

Ya lo decía Sócrates: Mens sana in corpore sano. Si queremos hacer un cambio en nuestra vida vamos a necesitar mucha energía y concentración. La meditación y el yoga van a ayudarte a desestresarte, y lo mismo el ejercicio. Búscale un hueco en tu rutina semanal: tu cuerpo y tu sueño te lo agradecerán. 

6. Haz eso que te da tanto miedo

Seguro que cuando has leído este título se te ha venido inmediatamente algo a la cabeza, algo que llevas mucho tiempo queriendo hacer pero te da mucho miedo (o vergüenza) y siempre te echas para atrás, ¿verdad? 

Puede ser hacer un viaje tú sola, decirle a tu pareja que necesitas una habitación de la casa para trabajar tu pasión, apuntarte al club de piragüismo o a un curso de la UNED... Sea lo que sea eso que quieres hacer pero estás evitando, lo mejor es que te pongas una fecha y lo hagas YA. Dar un salto a hacer algo que tememos es, además de la única forma de dejar de tenerle miedo, la manera más segura para extender tu zona de confort.  

7. Mira hacia adelante y asume tu responsabilidad.

Todas tenemos nuestros arrepentimientos. Puede que de vez en cuando pienses por qué no terminaste de estudiar cuando tuviste ocasión, o por qué no empezaste antes a conseguir este sueño, porque ahora tienes menos tiempo, o tal vez recuerdes algo malo que te ha ocurrido y que te impidió seguir ese camino en el pasado... Es natural, pero también es contraproducente: regodearnos en por qué no lo hemos conseguido hasta ahora no ayuda nada a avanzar en el camino.

¿Por qué? Pues porque eso nos hace mirar hacia atrás y para conseguir tu sueño tienes que mirar hacia adelante. No apartes la vista de tu objetivo, de tu sueño, y de lo que puedes hacer AHORA para conseguirlo. Nunca es tarde. Recuerda las palabras de Arthur Ashe (el primer tenista de color en ganar un Gran Slam):  "Empieza donde estés. Usa lo que tengas. Haz lo que puedas". 

Fuera remordimientos y fuera excusas. Vamos a empezar ahora y, poco a poco, seguro que lo conseguiremos. 

8. Di "sí" a menudo.

En este caso, estamos hablando de decir "sí" a propuestas que te llevan en el camino de tu sueño (no nos referimos a decir "sí" a todos los favores que te piden). ¿Has visto la película de Jim Carrey "Dí que sí"? Es un poco esa filosofía, pero, por supuesto, sin llevarla al extremo del personaje de la película. Muchas veces decimos que no a cosas que nos proponen casi sin pensarlo y desaprovechamos muchas oportunidades: por ejemplo, te invitan a participar en un grupo de teatro aficionado o a recitar un poema, o a participar en un viaje con amigas, o te proponen que hagas algo relacionado con tu pasión pero te niegas porque no crees estar suficientemente preparada. Di "sí" más a menudo a lo que te propongan: no dejes escapar oportunidades por miedo o vergüenza.

Si te preocupa aceptar algo que sea una locura, no te preocupes. Aquí te explico de forma sencilla cómo distinguir si lo que estás haciendo es una locura o sólo sientes el miedo normal de cualqiuier persona que empieza a hacer algo nuevo, lee el final de este post en mi blog.

9. Deja atrás los malos hábitos que te frenan. 

Decíamos en el punto 5 que vas a necesitar mucha energía si quieres hacer un cambio en tu vida. Si dejamos atrás 3 hábitos que nos roban energía vamos a sentirnos mucho más sanos y preparados para dedicarnos a lo que nos gusta. Por ejemplo, algunos de esos malos hábitos que puedes abandonar pueden ser:

  • Dejar de fumar o reducir a la mitad el consumo de tabaco, alcohol o dulces
  • Dejar de comer comida rápida; no ver telebasura y tener así más tiempo para perseguir tu sueño
  • Dejar de criticar a otras personas (lo que te llena de negatividad)
  • Cumplir tus promesas y los plazos que tú misma te pones (te sentirás muy bien cuando dejes de procrastinar)
  • Acabar con el desorden
  • Dejar ir a las personas tóxicas de tu vida
  • Darte permiso para descansar, cada día y un día a la semana mínimo
  • Decir "no" cuando no te apetece hacer un favor a una persona o no tienes tiempo
  • Echar la culpa de lo que te pasa a otras personas
  • Flagelarte por cada error que cometes (lo sano es tomar nota y ver qué cambios tenemos que hacer a partir de ese momento para que no vuelva a pasar)
  • Dormir 7 u 8 horas al día
  • ...

Recuerda: elige SÓLO tres de ellos para empezar a dejarlos hoy mismo. 

10. No escuches las voces que te dirán que no lo hagas.

Si ese es tu sueño y sabes que es realizable, rodéate de personas que creen en ti y en tu sueño y que te van a apoyar en él.  Recuerda que, como dice el dicho: "Si la gente no se está riendo de tu sueño, tal vez no es lo suficientemente grande".

Siempre puede haber gente que se ría de nosotros o nos ponga la zancadilla por envidia, egoísmo, o simplemente por miedo a que su relación contigo cambie. No olvides que las personas que te quieren desearán que seas feliz y que cumplas tus objetivos en la vida. Busca, además, amigos nuevos que compartan tu ilusión. Un buen equipo de apoyo es fundamental para conseguir lo que deseas. 

Ánimo y adelante: te mereces vivir la vida de tus sueños. 

 

 

Publicidad
Publicidad