PREVIOUS_POST
NEXT_POST

25 libros que toda mujer debería leer

Diana P. Morales Más vale ciento volando
23 Apr 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

A las mujeres nos gusta leer. Lo saben todos los libreros y editores, somos sus mejores clientes. La lectura no es solo un pasatiempo, sino que aumenta nuestra cultura, mejora nuestra expresión hablada y escrita, estimula la imaginación, nos libera del estrés y las preocupaciones. ¿Te cuesta dormir por las noches? ¿La cabeza no te deja descansar pensando en todas las tareas que tenemos que hacer al día siguiente en nuestra vida de Super-Woman?

Prueba a leer. 

Aprovechando que es el Día del Libro, dejo aquí la primera parte de una lista de libros que toda mujer debería leer. Son todos libros escritos por mujeres, muy buenos (algunos, grandes obras esenciales de la literatura universal) tratan temas que nos interesan, y las protagonistas nos sirven como ejemplo y ánimo para seguir desarrollando nuestro crecimiento personal o profesional. Hay sobre todo novelas, pero también biografías y libros de ensayo o auto-ayuda. Todos interesantes. Apúntalos a tu lista y ¡disfruta!

1. Jane Eyre, de Charlotte Brontë (1847)

Un libro que no puede faltar en la biblioteca de cualquier mujer: uno de los primeros cantos a la igualdad entre  mujeres y hombres. Además, un gran novelón, que te mantendrá en vilo hasta el final. Quizá has visto la película pero, como se suele decir, el libro es mejor. Es ahí donde más lucen los pensamientos y diálogos de Jane: «¿Crees que porque soy pobre, poco atractiva y pequeña, no tengo alma ni corazón? ¡Te equivocas! ¡Tengo tanta alma como tú!»

2. La inquilina de Wildfell Hall, de Anne Bronte (1848)

Anne es la pequeña de las hermanas Brontë, porque sí, eran tres: Charlotte Brontë (Jane Eyre), Emily Bronte (Cumbres borrascosas) y la pequeña Anne, más desconocida, pero que escribe con una elegancia más moderna incluso que sus hermanas. Las tres tuvieron que publicar usando pseudónimos masculinos y este fue el libro que levantó más polémica: es la primera novela jamás escrita que trata la violencia de género. Imagináos si hubieran descubierto que la autora era mujer. Una novela apasionante y muy bien escrita. Además, no hay adaptación cinematográfica, así que... a leer os animo. 

3. Desde mi cielo, de Alice Sebold (2002)

Cambiamos totalmente de tercio y, ya en el siglo XXI, nos encontramos con esta deliciosa novela única en su género. Una chica de 13 años es violada y asesinada y, desde "su cielo", observa cómo su familia sobrelleva la tragedia y cómo avanza la investigación para encontrar a su asesino. No os dejéis engañar por el argumento: es una de las novelas más tiernas y optimistas que podéis leer. No vais a poder parar de la primera a la última página. Os sorprenderá. Garantizado.


4. Diarios de Anaïs Nin (1931-1939) Esta poetisa francesa de principios del siglo XX fue reconocida mucho más por la publicación de los diarios de su vida. No es para menos: no solo están magníficamente escritos, sino que narran con pelos y señales (y detalles sexuales explícitos) sus amores: hombres, mujeres... y tríos. Una mujer adelantada a su época y que abrió camino a las nuevas generaciones. Son cuatro diarios: "Henry, su mujer y yo", "Fuego", "Incesto"y "Más cerca de la luna". La autora no deja tabú sin tocar en una vida que merecería varias películas. 

5. Amanecer, de Octavia E. Butler (1987)

Octavia E. Butler es una mujer afroamericana, una de las dos únicas mujeres que ha obtenido el título de Gran Maestra de la Ciencia-ficción. Su libro "Amanecer" abre la trilogía "Xenogénesis": una historia feminista en la que la protagonista, Lilith, sobrevive a la guerra mundial que destruye la civilización humana. Ha sido rescatada -junto con otros cientos de personas- por alienígenas y elegida por ellos para liderar a la raza humana en su regreso a la Tierra. Claro que no todo será tan fácil y la ayuda de los alienígenas no es desinteresada. Una novela interesantísima, en la que no se puede parar de leer. 

6. Come, reza, ama, de Elizabeth Gilbert

De nuevo, una biografía novelada: en este caso, no tiene la altura literaria de los libros de Anaïs Nin, pero el mensaje es optimista, esperanzador y una gran enseñanza. Descubrir los placeres simples y esenciales de la vida, calmar nuestra mente, llegar al equilibrio para encontrar un amor duradero y feliz. en este caso, la película, protagonizada por Julia Roberts, es un buen sustituto del libro también, aunque este siempre aporta más. 

7. Ancho mar de los sargazos, de Jean Rhys

Una bellísima y delicada historia que funciona como una trama paralela a Jane Eyre: la autora nos propone revisitar toda la historia de la novela de Charlotte Brontë desde los ojos de uno de los personajes secundarios. El más inesperado de todos: la mujer de Rochester. Un prosa lírica hermosísima para una historia sorprendente. 

8. Mujercitas, de Louise May Alcott (1868)

Un clásico como este no podía faltar: aunque muy moralista, la verdad es que, en su época, sirvió de inspiración a muchas jóvenes. Ya el hecho de que la protagonista se hiciera llamar Jo (un nombre masculino) rompía barreras. Además, su amor por la lectura y su inquebrantable decisión de seguir su propia vida y trabajar como escritora, en una época como esa, es todo un gustazo de leer. 

9. Salvaje, de Cheryl Strayed 

Recientemente llevada al cine, protagonizada por Rees Witherspoon, la historia de cómo Cheryl decidió atravesar el Sendero del Macizo del Pacífico, durante varios meses,  es impactante. Todo un viaje revelador, casi un renacimiento: sola con sus pensamientos y sus fantasmas, conviviendo con la naturaleza, superando retos constantes, esa travesía marcó y cambió la vida de Cheryl para siempre. 


10. La balada del café triste, de Carson McCullers (1951)

Una preciosa novela corta de una autora que vivió en el medio oeste de EEUU durante la primera mitad del siglo XX. Un lugar en el que, aparentemente, apenas ocurre nada, pero las pequeñas miserias -y alegrías- de la vida cotidiana de sus habitantes son la sal de la tierra. Escrita con una gran maestría, nos narra la historia de Amelia, una mujer grande y poco femenina, que se enamora de un curioso personaje  que aparece de pronto en el pueblo y que dice ser su primo. El escándalo rural está servido. McCullers fue una pionera al tratar temas como adulterio, homosexualidad, racismo y discriminación a la mujer.

11. Entre amigas, de Laura Freixas (1998)

Una pequeña novela muy tierna que nos cuenta la historia de una amistad entre dos mujeres. El reencuentro, después de 20 años sin verse, levantará ampollas del pasado, pero también desvelará los prejuicios que cada una tenía sobre la otra. Una novela que es un canto a aceptar nuestra felicidad. 

12. Viento del este, viento del oeste, Pearl S. Buck

Una pequeña obra maestra que trata de la conciliación de dos culturas muy diferentes, la china y la occidental. Kwein Lin es una joven que, según la tradición china, debe casarse con el marido que le fue prometido al nacer; este, sin embargo, ha estudiado en EEUU e intentará que ambos lleven una vida "a la manera occidental", con costumbres modernas que a la protagonista le suponen un gran choque cultural. Una novela escrita en una prosa excelente y delicada y una oportunidad para revisar nuestras tradiciones y nuestro mundo desde los ojos del "otro". La autora, ganadora del Premio Nobel de literatura, vivió en Nanking durante varios años, donde, junto con su marido, ejercía de profesora universitaria. 

En breve, publicaré la segunda parte de este artículo, con 13 libros más. Espero que disfrutéis estos. 

Publicidad
Isabel Verdial

Isabel Verdial

Office Manager, Zona Inversiones y Consultoria

???
Olga
Alguno lo he leído. Como me encantan las Bronte, me leeré el de la pequeña; por cierto: no película, pero sí hay una miniserie de 1996
Julia Benito
Gracias por tu aportación.Muchos los conocía,pero es refrescante recordar también esos libros.
Publicidad