PREVIOUS_POST

Salud mental en tiempos de coronavirus

Judit Izquierdo Psicología femenina en la empresa
19 Apr 2020 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

El pasado 14 de marzo Pedro Sánchez, presidente del gobierno, dictaminaba el estado de alarma y con ello el confinamiento obligatorio para los más de cuarenta millones de españoles.

Poco a poco, desde aquel momento, otros tantos países europeos y latinoamericanos se han ido uniendo hasta llegar a tener más de un tercio de la población mundial recluida en casa.

Durante los primeros días la gestión de la cuarentena fue llevadero, quien más quien menos tenía tareas pendientes y la situación no dejaba de ser una novedad. Sin embargo, con el paso de los días, y el alargamiento de los plazos, la pereza, la desidia y el cansancio ha ido haciendo mella en la sociedad hasta afectar a la salud mental de muchos ciudadanos.

Pero, pese a la incertidumbre, hay remedios contra esta pereza que deriva de estar tanto tiempo confinado.

Escucha noticias, pero en su justa medida

En primer lugar, trata de evitar el consumo indiscriminado de información. Acude a los telediarios o a los noticieros de la radio no más de lo imprescindible: una o dos veces al día.

Se ha demostrado que el consumo de información negativa nos afecta, identificándonos con la situación. De igual manera, la información positiva nos alegra, así que trata de, en la medida de lo posible, quedarte con lo bueno que veas o escuches.

Limita el uso de las redes sociales

De igual manera, trata de no acudir en demasía a las redes sociales, y limita el uso de los servicios de mensajería instantánea.

Está claro que en estos momentos estamos utilizando las videoconferencias más que nunca, pero de igual manera hay un descontrol inusitado a la hora de compartir información, y gran parte de ellas podría entrar en la categoría de fake news. De hecho, whatsapp ha limitado el reenvío de según que información para no ralentizar el tráfico.

Haz deporte

Aunque parezca que no, en casa se puede hacer deporte. Te recomendamos que te hagas con un pulsómetro barato, que los hay, y trackees tu actividad en casa. Hay modelos por ahí, como el Huawei Watch GT 2e, que por menos de doscientos euros te permite revisar nivel de oxígeno en sangre, nivel de sueño y sobre todo control de pasos y deportes (hasta doscientos).

En casa puedes hacer running en estático, puedes caminar (siguiendo el reto de los diez mil pasos), puedes hacer rodillo y puedes hacer ejercicios de fuerza. En youtube o instagram puedes encontrar muchas rutinas de entrenadores especializados que te ayudarán.

Y siempre teniendo en cuenta, que no puedes hacer más deporte del que hacías antes del confinamiento. Incrementa los volúmenes poco a poco, y hazlo de tal manera que te encuentres agusto con lo que hagas.

En la medida en que el deporte te ayude a evadirte de la ausencia de tareas, o del demasiado tiempo libre que vamos a tener, podrás encontrarte mucho más agusto.

Tómatelo con calma y haz ejercicios de relajación

Uno de los mayores problemas de esta cuarentena es la gestión de la incertidumbre. Así que lo mejor que puedes hacer es tratar de gestionarlo con calma y sosiego. Por suerte o por desgracia no depende de nosotros reducir el volumen de días confinados, así que poco podemos hacer.

Los ejercicios de relajación te vendrán bien en los momentos tensos o de ansiedad, así que incorpóralos dentro de tus rutinas diarias: por la mañana para activarte, o por la noche para bajar el nivel.

Publicidad
Publicidad