PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Consejos para facturar como profesional independiente

María Fernandez Servicios financieros
29 May 2020 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Cuando un trabajador o una trabajadora se da de alta como profesional independiente en la Agencia Tributaria, se inaugura una época estresante de papeleo y responsabilidades burocráticas. La persona que declara ante Hacienda que cobrar por cuenta ajena y factura trabajos debe, en primer lugar, estar muy al tanto del calendario del contribuyente, porque es su obligación declarar sus ingresos y pagar los impuestos correspondientes de manera trimestral. El IGIC, en el caso de Canarias, y el IVA, en el resto de España. Todo ello sin contar la declaración de la renta.

Darse de alta en Hacienda es, de hecho, el primer paso indispensable para que los trabajadores independientes puedan facturar esos trabajos. Es decir, es la única manera de cobrar legalmente por realizarlos. Eso significa que también será indispensable crear o utilizar la plantilla de un modelo de factura válido que incluya todos los elementos informativos necesarios para que la entidad bancaria correspondiente lleve a cabo la transacción. Por supuesto, lo más básico es que la factura incluya la base imponible y el porcentaje tributario según el caso.

Cobrar una factura se asemeja en parte a la solicitud de créditos rápidos de WannaCash.es, en el sentido de que hoy en día es cada vez más frecuente que se lleve a cabo la operación mediante la vía telemática. De hecho, muchos bancos ofrecen ya la posibilidad de pagar los impuestos en cada trimestre directamente desde la cuenta privada online de cada cliente, facilitando de ese modo un proceso que históricamente se ha llevado mucho papel y mucha tinta por delante, sin contar los tediosos desplazamientos.

Además, algunos de esos desplazamientos son incluso peores, en el sentido de que un profesional independiente no necesariamente tiene que cobrar trabajos cada mes. Si durante un trimestre no realiza ningún trabajo, deberá declarar a Hacienda igualmente, aunque en los papeles correspondientes ponga «sin actividad». Eso es lo que convierte el procedimiento en algo rutinario, y por esa razón, mientras más fácil nos pongamos el procedimiento, mejor. En cualquier caso, disponer siempre del mismo modelo de factura es el primer paso que tendríamos que solucionar.

Publicidad
Publicidad