4 tips para averiguar si has encontrado el trabajo de tus sueños

Jueves, 14 Septiembre 2017

1401-not-trabajo-sueños

Hay momentos a lo largo de nuestra carrera profesional en los que deberíamos pararnos a reflexionar. Muchas veces, parece que nuestra vida laboral va fluyendo sin un rumbo claro y, de repente, nos encontramos en un puesto de cierta responsabilidad, tomando decisiones y con gente a nuestro cargo. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Es esta la realidad que nos imaginábamos cuando terminamos la carrera o simplemente hemos ido siguiendo el camino que la vida nos ha marcado? ¿Estamos haciendo realmente lo que nos gusta?

Publicidad

Confucio decía: "encuentra un trabajo que te guste y no volverás a trabajar ni un sólo día de tu vida". Y es que la relación que existe entre nuestras aptitudes y nuestros gustos e intereses es realmente estrecha. Jane Rodríguez del Tronco, Talent Coach y formadora, utiliza de forma habitual el test de personalidadMBTI para ayudar a identificar el talento y las preferencias de cada persona. Y asegura que "es curioso el nivel de coincidencia que en ocasiones tiene el tipo de personalidad MBTI con la profesión de la persona, así como con su nivel de desempeño y satisfacción en determinadas funciones.

Confucio decía: "encuentra un trabajo que te guste y no volverás a trabajar ni un sólo día de tu vida"

Esto quiere decir, que cuanto más nos apasione lo que hacemos y más claro tengamos a dónde queremos llegar, mejor desempeñaremos nuestro trabajo y más aportaremos a la organización y a nosotros mismos. Por eso, todas deberíamos hacernos las siguientes preguntas: ¿Es este el trabajo de mis sueños? Y si no lo es ¿Es este el camino correcto para alcanzar el trabajo de mis sueños?

Javier Carril, conferenciante experto en motivación y liderazgo y miembro del Consejo de Expertos de Womenalia, nos da las claves para responder a estas preguntas:

  1. Aprendizaje diario. ¿Siento que estoy aprendiendo cosas nuevas cada día? Muchas veces nos estancamos y nos acomodamos en un puesto de trabajo que ya controlamos al dedillo. Cuando llevamos varios años de experiencia en un cargo y no nos embarcamos en nuevos retos, nuestro día a día está casi hecho. Esto puede parecer algo positivo a primera vista, ya que nos libera de complicaciones. Sin embargo, también puede llevarnos al aburrimiento o a la frustración. Cuando no salimos del trabajo mecánico y no avanzamos hacia adelante, es probable que algo falle.

  2. 1602-sindrome-del-lunesEl síndrome del lunes. ¿Los lunes voy a trabajar con ánimo positivo y sin que me cueste? Son muy famosas esas citas o "memes" que circulan por internet animando a los usuarios a superar el lunes: "Yo, hasta que no me tomo un café y son las 2 de la tarde del viernes no soy persona".

    Frases como estas se comparten y viralizan cada semana en las redes sociales. ¿Qué quiere decir esto? ¿Es que existe un sentimiento generalizado de desilusión o hastío en el trabajo? Puede que para algunos sea simplemente una cuestión de vencer la pereza inicial, pero si para ti supone realmente un esfuerzo extra, posiblemente sea una señal. El fin de semana es un momento para desconectar y pasar tiempo con nuestros familiares y amigos y; por lo tanto, los lunes deberíamos volver con las pilas cargadas. Pero si, por el contrario, este proceso se te hace cuesta arriba, deberías plantearte si estás trabajando en lo que te gusta, si estás frustrada o incómoda o cuáles son los motivos reales para que te sientas de esta manera.

  3. Zona de confort. ¿Siento que estoy saliendo de mi zona de confort frecuentemente, haciendo cosas que me dan un poquito de miedo, o tomando decisiones difíciles con bastante frecuencia? Muchas veces no nos lanzamos a hacer lo que realmente queremos hacer porque tenemos miedo de lo que nos podemos encontrar. Nos preguntamos si seremos capaces de hacerlo, si perderemos nuestra estabilidad, si nos saldremos del camino marcado... Ante esta situación no queda otra opción que dejar de pensar y actuar. Porque en la gran mayoría de ocasiones, somos nosotras mismas quienes nos imponemos los límites, y no nos lo podemos permitir. Como dice Juanjo Azcárete, CEO de CCC, para alcanzar nuestras metas no podemos tener "ni miedo, ni pereza, ni vergüenza".

  4. Visión largo plazo. ¿Siento que con mi trabajo diario estoy avanzando hacia las metas y objetivos a largo plazo que son importantes para mí? Nuestra carrera profesional debe perfilarse de igual modo que cualquier plan de negocio. Si cuando ponemos en marcha un proyecto nos planteamos dónde estamos y a dónde queremos llegar, lo mismo debemos hacer con nuestras propias perspectivas de futuro. El camino puede ser complicado, pero debemos plantearlo y ejecutarlo con optimismo, trabajo y perseverancia.

Y con todo esto, ya sabéis womenalias. Sólo tenéis que plantearos si os gusta lo que hacéis. Y si no es así, cuando antes os deis cuenta y luchéis por cambiarlo, mucho mejor. ¡A por vuestro sueño!

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí