Entrevista de trabajo: verdades y mentiras

Miércoles, 11 Enero 2017

Entrevista de trabajo: verdades y mentiras

Si estás buscando empleo o dar un giro a tu carrera profesional, lo primero que tienes que hacer es comenzar el proceso de búsqueda y elaborar un buen CV. Si todo va bien y tu perfil resulta de interés, el siguiente paso es la tan temida entrevista de trabajo. La mujer profesional lee constantemente artículos y consejos sobre cómo enfrentar una entrevista de trabajo. Parece que todos tenemos muy claro lo que está bien y lo que no lo está, pero, ¿estás segura de ello? ¿Realmente eres consciente de aquellas cosas que son fundamentales para pasar satisfactoriamente por un proceso de selección? Una entrevista de trabajo es la puerta que tienes que atravesar para conseguir un empleo y mejorar en tu carrera profesional. ¿Te atreves a adivinar cuáles de estas opciones son buenas y cuáles no para las entrevistas de trabajo?

1- Adaptar el CV al puesto solicitado.
2- Los rasgos psicóticos atraen a los entrevistadores.
3- CV mejor en una única página.
4- Hacer muchas preguntas, especialmente en los últimos minutos.
5- Preparar mucho la entrevista.
6- Puntualidad.
7- Apagar el móvil.
8- Cuidar el lenguaje no verbal.
9- Acudir siempre en traje.
10- Llevar un bloc de notas.
11- Destacar tus logros de manera práctica.
12- Ser totalmente sincera.

Publicidad

Algunas de las afirmaciones anteriores son ciertas y otras son falsas (o no tan buenas), ¿tienes claro cuáles son verdaderos consejos que tienes que tener en cuenta para una entrevista de trabajo? Si no es así, no te preocupes, a continuación vamos a resolver todas tus dudas y ayudarte a que consigas todos tus objetivos como mujer profesional. Con mucho esfuerzo y trabajo llegarás donde quieras en tu carrera profesional. Pero antes, si estás buscando empleo, toma nota de estos consejos para hacer frente a tu próxima entrevista de trabajo:

1- Adaptar tu CV. Una práctica muy extendida es redactar un único currículum y enviar el mismo a todas las empresas. Es más cómodo, pero no es lo mejor. Lo más recomendable es adaptar tu CV al trabajo por el que estás postulando. Si la vacante es para un departamento de comunicación, quizá no les interese que has trabajado cuidando niños. Lo importante es que cada una de las cosas que esté en el CV esté por algo y tenga sentido para ese puesto de trabajo específico.

2- Los rasgos psicóticos atraen a los entrevistadores. ¿Crees que esto puede ser verdad? Esta información es más propia de un periódico de humor. Pero sí es cierto que los entrevistadores no solo van a analizar tus logros profesionales o tu formación, también tendrán en cuenta otros aspectos fundamentales que están más relacionados con tu personalidad. Por ejemplo, las empresas cada vez valoran más personas que sepan trabajar en equipo, que tengan pensamiento crítico o que sean empáticos. Pasamos 8 horas en el puesto de trabajo y el ambiente laboral es fundamental para la productividad. Muestra tus rasgos positivos y todo lo que podrás aportar a tu nuevo puesto de trabajo. Y no olvides la sonrisa.Es fundamental para facilitar un buen ambiente laboral y tienes que mostrarla en la entrevista.1611-entrevista-cv

3- CV en una página. Recuerda que el reclutador dedica unos 30 segundos a leer nuestro CV. Cuánto más resumido y breve, mejor. Esto se aplica especialmente a los perfiles que están iniciando su carrera profesional. ¿Qué te parece añadir un enlace a tu página web o a tu blog personal para ampliar información? También puedes probar con currículum más innovadores que te harán destacar frente al resto.

4- Haz muchas preguntas. Es cierto que preguntar denota interés, pero tampoco preguntes cosas sin sentido o que ya te han explicado los entrevistadores. Y un dato muy importante, las preguntas sobre cuestiones económicas mejor evitarlas en los primeros pasos del proceso de selección.

5- Preparación. Es fundamental que conozcas la empresa y el puesto que estás solicitando. Si te preguntan datos específicos sobre la compañía y los desconoces, parecerá que tienes falta de interés. Infórmate bien antes de acudir a la entrevista. Una parte de la entrevista siempre va a conllevar preguntas sobre la compañía.

6- Puntualidad. En este punto no nos sirven excusas. Ni el tráfico ni el transporte público justificarán un retraso. Sal con tiempo.

Entrevista de trabajo7- Apagar el móvil. Parece algo obvio, pero os sorprendereríais de la cantidad de personas que no lo apagan. Es mejor revisarlo varias veces que olvidarte y que suene en mitad de la entrevista.

8- Cuidar el lenguaje no verbal. ¿Sabías que el 33% de los responsables de RRHH contratan a sus candidatos durante los primeros 9 minutos de la entrevista? Por este motivo, el lenguaje no verbal y la primera impresión cobran una gran importancia. Tener una buena postura, mostrarte natural y tranquila, controlar el volumen al hablar o tener contacto visual con tu interlocutor son algunos aspectos a tener en cuenta. Si quieres conocer más consejos, puedes hacerlo en este artículo.

9- Acudir siempre en traje. Si el trabajo se encuentra en un sector tradicional, acudir en traje y bien vestido es un punto a tu favor. Sin embargo, cada vez son menos las empresas que siguen esta línea. Lo importante es tener en cuenta la compañía que te está entrevistando. Por ejemplo, si estás en el proceso de selección de una startup o compañía de reciente creación, es posible que te perciban como un candidato no adecuado solo por acudir demasiado arreglado. No olvides que lo fundamental es que te sientas cómodo. Si eres una mujer profesional, evita los escotes y el vestuario demasiado llamativo.

1611-entrevista-cuaderno10- Traer un bloc de notas. Los responsables de RRHH no se muestran totalmente alineados en cuanto a esto. Llevar un pequeño cuaderno y tomar notas de aquellos aspectos importantes demuestra interés. Sin embargo, algunos reclutadores confiesan que prefieren que el entrevistado esté atento a la conversación. Valora con qué te sientes más cómoda, pero por lo general, llevar un cuaderno y tomar alguna nota está bien valorado.

11- Destacar tus logros de manera práctica. Los reclutadores oyen a muchas personas hablar de su carrera profesional. Prueba a destacar tus cualidades con ejemplos o logros obtenidos. Por ejemplo, mejor explicar que incrementaste en un 4% las ventas de tu anterior empresa que decir que eres muy bueno en ventas. Las empresas quieren resultados.

12- Ser totalmente sincera. La honestidad extrema puede no ser la mejor opción. Es importante ser sincero, pero hay cosas que es mejor evitarlas. Es mejor ocultar información que pueda dar una mala imagen de tu carrera profesional. Por ejemplo, nunca digas en una entrevista que te has ido del trabajo porque tu anterior jefe era irrespetuoso o no te valoraba, mejor que expliques que sentías que tu carrera profesional no estaba yendo hacia el camino deseado.

Para terminar, no olvides que cada entrevistador es un mundo y que como personas que son, su subjetividad también influirá. Lo importante es que tengas sentido común y que muestres lo mejor de ti. ¡Mucha suerte!

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí