6 trucos para hablar inglés en público y no morir en el intento

Jueves, 14 Mayo 2020

miedo-a-hablar-ingles-en-publicoPerder el miedo a hablar en ingles en público. ¡Qué difícil parece cuando tienes que hacer una presentación en inglés! Si de por sí hacer la presentación y hablar en público nos genera miedo, inseguridad y nervios, podemos imaginar que hacerlo en otro idioma que no es el nativo, en un idioma en el que no te sientes cómoda debe ser un tormento.

El miedo es la emoción que detecta amenazas reales o peligros, que sirve para protegernos y poner límites. Y si esto es así, la pregunta es ¿cuál es la amenaza real que percibimos cuando tenemos miedo a hablar en inglés en público? ¿Sentimos miedo de hacer el ridículo en una presentación en inglés? ¿De no hacerlo bien? ¿De ser criticadas? ¿De quedarnos en blanco? ¿De que no nos entiendan? ¿De no entender una pregunta? ¿De bloquearnos? Seamos sinceras, eso no son amenazas reales: nuestra integridad no está en juego, sólo es nuestro orgullo el que saldría malparado.
 
Realmente lo que hay debajo de esos miedos es la creencia de que no somos capaces de hacer algo, que no somos suficientes, que no somos tan buenas como otra persona. Y con el miedo a hablar en inglés en público no iba a ser menos. En resumen, se trata de una falta de confianza en nosotras mismas, de admitir que nos somos ni tenemos que ser perfectas, que estamos aprendiendo y que los errores son necesarios para crecer.  


5 claves para hacer una presentación de alto impacto


6 trucos para perder el miedo a hablar en inglés en público

Publicidad

1. Ser sincera y valorar realmente si quieres hacerlo y te sientes preparada. Este paso normalmente nos lo saltamos porque pensamos que decir que “no” nos cierra puertas, nos va a afectar en nuestro trabajo o en nuestro reconocimiento como profesional (otros miedos) y nos lanzamos a la piscina sin valorar las consecuencias.

2. Buscar el para qué. En todo lo que hacemos hay un para qué, hay un motivo. Busca ese para qué lo quieres hacer y qué vas a ganar con ello. Si te compensa, adelante, sigue leyendo. Si no te compensa no temas a decir que “no”: es más profesional reconocer que tenemos una habilidad que desarrollar y empezar a prepararnos para una nueva oportunidad.
 
3. Prepararte a conciencia. Si el éxito de una presentación en público depende directamente del nivel de preparación, en una presentación en inglés, un idioma que no es el tuyo, es imprescindible una buena preparación. La comunicación es un acto verbal y no verbal. Comunicamos con lo que decimos (verbal) pero sobre todo con cómo lo decimos (no verbal). Es decir comunicamos con todo el cuerpo, con nuestras manos, con el tono, volumen, ritmo de nuestra voz, con nuestra sonrisa, mirada e incluso con nuestros silencios.

Comunicamos con todo y si la parte verbal no la dominas, tu parte no verbal puede bloquearse. Toma todos los recursos que necesites: profesor de inglés, programa tu mente con herramientas de PNL para darte confianza y seguridad y ensaya. Ensaya, ensaya y ensaya para perder ese miedo a hablar en inglés en público.
 
4. Empatizar con la audiencia. Hazlo desde el momento 0 con naturalidad y humildad y te los habrás ganado. A partir de ahí te ayudarán y serán comprensivos con posibles errores. Lo que más odiamos es que alguien vaya de sobrado o soberbio. ¿Cómo hacerlo? Por ejemplo: invéntate una anécdota divertida que cuente cómo fue tu reacción cuando te invitaron a dar esa charla… “¿Qué? ¿Yo? ¿Hablar en público en inglés? ¡Nooo! Con mi nivel de inglés... ¡Conmigo no cuentes! (silencio) Y al final aquí estoy, delante de ustedes. Y saben… ¡Estoy encantada de tener esta oportunidad! Así que… ¡Vamos allá!”.

En ese momento, aunque lo estés contando, ya habŕas restado importancia a que tienes miedo a hablar en inglés en público. Con algo así ya has dicho cómo sentiste ese miedo y la audiencia empatiza contigo porque todos, todos tenemos los nuestros.

5. Identificar los puntos que más temes. El miedo nos puede hacer huir y esa opción en este caso no sirve. No evites las áreas que más miedo te dan; todo lo contrario, identifícalas y busca una solución creativa. Te dejo un par de ejemplos:  

a) Si te bloqueas antes una parte concreta de la presentación muy farragosa o que no sabes cómo explicar algo. Busca a alguien que domine el inglés y grábalo contándolo. Añade ese video a la presentación y listo. Sólo tienes que introducirlo: “Para explicarles este tema le he pedido a Fulanito que nos los desarrolle en este video ya que lo explica mucho mejor que yo”. Ahí lo tienes... de nuevo la humildad. Y eso la audiencia sabrá reconocerlo.  

b) Si te asusta el turno de preguntas porque te da miedo de no entenderles. Pide a alguien que domine el inglés que colabore contigo y preséntalo cuando llegue el momento de las preguntas: “Bien, pasemos al turno de preguntas  pero antes quiero presentarles a Menganito que ha venido a ayudarme para el hipotético caso de que algunas de sus preguntas no entienda bien”. Simple, más humildad.
 
6. Soltar toda expectativa. Afróntalo como un aprendizaje, como una nueva experiencia de la que aprender. Quizás no salga como queremos y no pasa nada por ello. Somos humanos, no héroes. No somos ni tenemos que ser perfectas. Suelta y disfruta.  


8 consejos para perder el miedo a hablar en público


Nos sentimos presionadas para ser lo que no somos, para demostrar que sabemos algo que no sabemos, y perdemos lo más valioso que tenemos; nuestra naturalidad y eso es precisamente lo que más rechaza una audiencia. 
Sentimos miedo a reconocer que no entendemos. ¿Tran grave es, desde la naturalidad, pedir ayuda o reconocer, en un momento dado, que no entendemos?

natalia-colmenero-womenalia
Por Natalia Colmenero, Fundadora de Matilda Atelier
Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí