Características de las tarjetas de crédito

Miércoles, 24 Octubre 2018

Caracteristicas-tarjetas-credito

El uso de las tarjetas de crédito está ampliamente difundido entre la población. Son cómodas, seguras y fáciles de usar. Además son, en muchos casos, un sistema de financiación, ya sea para particulares como para pequeñas empresas. En las empresas con muchos empleados puede ser interesante además disponer de un sistema de control de gastos, y un conocimiento online sobre los gastos de los empleados de la compañía. Por todo esto, es conveniente conocer las características de las tarjetas de crédito para empresas para sacar el máximo partido a este sistema de pago y de financiación.

Tarjetas de crédito para particulares y autónomos

Publicidad

Las características de las tarjetas de crédito para particulares son de todos conocidas: disponen de un límite máximo fijado en virtud de la solicitud del titular y de su solvencia y vinculación con la entidad bancaria, y permiten de forma gratuita el pago aplazado al mes siguiente de la compra realizada. También se pueden aplazar los gastos más importantes en varias mensualidades, pero en este caso lo habitual es que se generen comisiones adicionales.
En muchas ocasiones, autónomos y pequeños empresarios tiran de la tarjeta de crédito personal a la hora de hacer algunas compras o pagos de la empresa. Es algo habitual, sobre todo en pequeños negocios que optan por no solicitar nuevas tarjetas para evitarse más gastos y comisiones. Pero ese sistema entremezcla gastos personales y de la empresa y puede suponer diversos inconvenientes. Entre ellos es el no poder disponer del saldo completo de la tarjeta para las necesidades personales porque, por ejemplo, se ha atendido con la tarjeta el pago de mercancías para la empresa. Además hay que revisar la financiación de los pagos aplazados que en ocasiones es mayor que en las tarjetas de crédito para empresas.

Tarjetas de crédito para empresas

Por eso, es más conveniente tener tarjetas para el uso exclusivo de la empresa, lo que nos dará diversas ventajas.

  • Personalización empresarial. La imagen de marca es algo importante y que se cuida cada vez más. Las tarjetas de empresa permiten su personalización incluyendo en las mismas el logo de la organización, aspecto que da una imagen de seriedad ante los clientes, que en ciertos momentos decisivos puede ser interesante a la hora de cerrar un trato.
  • Control del uso de la tarjeta por tipo de establecimiento. Cuando hablamos de empresas con muchos empleados con tarjetas de empresa puede ser útil la opción que dan este tipo de tarjetas a la hora de restringir los pagos en función del tipo de establecimiento en el que se usa, para que el empleado no pueda usar dicha tarjeta fuera del grupo elegido.
  • Control de la tarjeta en función del departamento. Asimismo también se pueden aplicar condiciones o límites especiales en función de los distintos departamentos al que pertenezca el empleado en la empresa, ajustando aún más, la tarjeta a las necesidades reales de la empresa y del empleado en la realización de sus funciones.
  • Control de las operaciones. Si en algo están de acuerdo todos los profesionales es que el control de los gastos de una empresa es vital a la hora de conocer la situación de la compañía y dirigir sus actuaciones con el fin de obtener mejores resultados. Las tarjetas de empresa permiten el control online de los gastos que se están realizando con las tarjetas corporativas y pone a disposición del departamento contable o de gestión de personal, de forma inmediata, las actuaciones que se están llevando a cabo con sus tarjetas.
  • Facturaciones mensuales. Además, este tipo de tarjetas le permite obtener a la empresa una lista mensual de los gastos realizados en distintas entidades detallados y con el correspondiente desglose del IVA lo que permite agilizar y clarificar enormemente la gestión contable.
  • Beneficios y descuentos especiales. Las tarjetas pueden otorgar a la empresa titular diversos descuentos en sus compras de los productos más habituales. Estos suelen ser la compra de carburante, sobre todo en comerciales que tienen que realizar muchos desplazamientos, la reserva de hoteles y en algunos restaurantes.
  • Seguros de las tarjetas de empresas. Todas las tarjetas incluyen diversos seguros que suelen estar incluidos en su cuota de mantenimiento. Entre ellos está el seguro de asistencia en viaje, la cobertura sobre el equipaje y diversos gastos médicos, especialmente útiles en el extranjero. Pero además, las tarjetas corporativas pueden incluir seguros especiales, como el denominado seguro de infidelidad, con cuya cobertura pueden cubrirse actuaciones malintencionadas realizadas por algún empleado con la tarjeta de crédito ya sea como parte de una estafa o de un robo.
  • Control del riesgo. Dependiendo de la entidad bancaria, algunas tarjetas de empresas permiten establecer un máximo de crédito para todas ellas, independientemente de qué tarjeta ha sido la responsable de aumentar o agotar dicha disponibilidad, por lo que el riesgo de crédito asumido por la empresa está siempre bajo los parámetros inicialmente fijados.
Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí