Yolanda Cortés, fundadora de Muy a Pecho Lactancia

Viernes, 07 Febrero 2020

Yolanda bien

Yolanda Cortés es mamá de dos niñas pequeñas e ingeniera industrial, su sueño siempre fue ser madre y aunque trabajó durante 13 años en el ámbito de la ingeniería, nunca le dejó de fascinar el mundo de la infancia. Cuando nacieron sus hijas, además de descubrir un nuevo mundo maravilloso, se dio cuenta de que en algunos momentos de la maternidad y la lactancia las madres se encuentran solas, con mucha presión y poco apoyo. Por eso, decidió emprender Muy a Pecho Lactancia para ayudar y acompañar a todas las mamás durante estos momentos tan importantes de sus vidas.

Hola Yolanda, ¿qué tal estás? Cuéntanos cómo nació la idea de dedicarte a ayudar a otras madres y formarte como asesora de lactancia profesional.


Pues siempre me ha fascinado el mundo de la maternidad, pero no descubrí cuánto apoyo hace falta hasta que fui madre. No es todo como te lo contaron. Todo es nuevo, te sientes insegura, con muchos miedos, y no sabes muy bien dónde recurrir cuando hay problemas.

Publicidad

El mundo de lactancia me fascinó. Entré en un grupo de apoyo y ahí conocí a una maravillosa red de madres de las que aprendí muchísimo. Me di cuenta de todo lo que no sabía, y la de problemas que me hubiera ahorrado. Así que decidí que quería poder ayudar a otras mujeres a empoderarse, resolver los obstáculos y disfrutar de sus lactancias.

Algo muy importante que descubrí en esa etapa es el poder enorme que tenemos las mujeres cuando nos unimos. Algo que he descubierto muy tarde, ya que solía moverme profesionalmente en un mundo de hombres. Nuestra capacidad de empatía y el lazo que se crea es impresionante, ¡poco se nos puede poner por delante!

Con la experiencia de varios años atendiendo a mujeres y tras formarme como asesora profesional decidí iniciar este nuevo camino, y como me tomo las cosas muy a pecho, creé el proyecto Muy a Pecho Lactancia.

¿Qué objetivos tiene el proyecto Muy a Pecho?


Sobre todo difundir y normalizar la lactancia materna, una cultura que se ha ido perdiendo con los años y que es necesario recuperar.

También aportar información veraz, y el apoyo de la tribu de madres.
Y por supuesto proporcionar las herramientas necesarias para que las mamás puedan resolver esos momentos difíciles de la lactancia, mediante una atención 100% personalizada.

¿Crees que falta concienciación en nuestro país sobre la importancia de la lactancia?


Mucha. Aún es una grandísima desconocida, tanto a nivel de beneficios a corto plazo, como en su influencia en la salud física y emocional en la edad adulta.
Aún se cree que dar biberón de leche artificial es lo mismo, que se crían igual. Pero la evidencia científica nos dice lo contrario.

Por mencionar algunos: refuerzo del sistema inmunitario, aporte nutricional completo, protección contra enfermedades infecciosas, vínculo emocional, ... reduce el riesgo de cáncer de mama y ovario en la mamá ...y para la sociedad en general supone una inversión en salud y un descenso de costes comerciales y sanitarios. ¡Todo ventajas!

También entender que un proceso natural más de la sexualidad femenina, de la que se habla tan poco.

¿Te parece que hemos avanzado o retrocedido en cuanto a maternidad y lactancia los últimos años?


Vamos avanzando poquito a poco. En España cada vez va siendo menos raro ver a madres amamantando en público. Ya va dejando de ser tabú. En otros países aún están más atrás.
Las madres cada vez están mejor informadas y buscan ayuda para superar los problemas que puedan aparecer, con lo que las lactancias son más largas. A día de hoy amamantan hasta el año ¡el doble de mujeres que hace 15 años!

Pero aún hay muchísimas mamás que lo pasan mal y que terminan sus lactancias antes de lo que quisieran por falta de apoyo o de información correcta.

Aún queda mucho camino, y sobre todo son necesarias acciones de normalización y concienciación. De la importancia de la maternidad y de la crianza en general, y del rol de cuidador que está tan desprestigiado.

¿Cómo ha sido la aventura de emprender? De dar a luz este proyecto


Uff, ¡ha habido de todo! Momentos de mucha fuerza y euforia, y momentos más duros en los que piensas que no vale la pena.

Tenía claro que quería un nuevo modo de vida donde poner compaginar la crianza de mis hijas y mi actividad profesional, y además sentía una gran vocación por servir a los demás y por apoyar el mundo de la Mujer. Así que pensé: ¡éste es mi camino!

Al principio no sabía muy bien por dónde empezar, pero un día decidí lanzarme y poco a poco se ha ido formando lo que es ahora Muy a Pecho: una comunidad maravillosa de mujeres de distintos países con muchísimo en común, y un lugar donde te van a entender y te van a dar la ayuda que necesitas para disfrutar de verdad de un periodo tan increíble como es la lactancia.

Yolanda 2 medidas bien

¿En tu caso es difícil conciliar el ser mamá, emprendedora y empresaria?


Definitivamente sí. Ayuda pensar que es transitorio y que los niños cada vez te necesitan menos y te van facilitando las cosas. Pero al principio es complicado. Mis hijas aún son pequeñas y te demandan mucho. Así que es todo un reto.
Además todo es nuevo cuando nunca has trabajado por cuenta propia y tienes que ponerte al día en marketing, tecnologías y redes sociales. Todo esto mientras tienes que ir a recoger a la peque al cole o mientras te están pidiendo teta.
¡Pero compensa! El cariño y el agradecimiento de las personas que atiendo a diario me hace muy feliz, y me doy cuenta que hace mucha falta y puedo aportar mi granito de arena para transformar un poquito sus vidas.
Creo que las madres emprendedoras que apostamos por la crianza de nuestros hijos estamos creando un nuevo estilo de negocio (como también dice @EliRomero_Comunicación), uno que va a nuestro propio ritmo, que cree en las personas y que tiene muy en cuenta las emociones.

Cada vez tenemos menos hijos, ¿falta de tiempo, de medios, cambio de estilo de vida?


Sí, las prisas de esta sociedad loca en la que vivimos. Se nos exige trabajar como si no criáramos, y criar como si no trabajáramos. Las mujeres en particular soportamos una mochila muy pesada, se nos exige mucho.

Se nos olvida que los niños necesitan presencia, dedicación, juego, disfrute. Somos los adultos lo que nos deberíamos adaptar a sus ritmos y no al contrario. Por eso aún son tan necesarias medidas de concienciación y conciliación.

¿Cuál crees que es el cambio más urgente en materia de conciliación?


Aumentar el permiso por maternidad de las madres. La OMS recomienda 6 meses de Lactancia Materna Exclusiva, así que ésos deberían ser nuestros mínimos. Es contradictorio y absurdo que las 16 semanas actuales estén por debajo de este umbral. Y es una etapa crítica para los bebés, a nivel de desarrollo físico y emocional. Esto no se cuenta.

Ampliar los permisos del padre (o segundo progenitor) son también medidas positivas, pero es muy necesario tener en cuenta el derecho del bebé a estar físicamente con su madre y a ser amamantado.

También por supuesto más concienciación en las empresas.
Información, información, información.

¿Cómo puedes ayudar a las mamás que estén pasándolo mal con su lactancia?


Pues trabajo fundamentalmente online ya que las tecnologías nos lo ponen muy fácil. Mi método se sustenta en dos pilares: informar y apoyar. Y lo hago a través del Coaching que es un proceso respetuoso para llegar a cumplir los objetivos de cada mamá. Yo brindo las herramientas, pero las madres siempre toman sus decisiones.

Mis sesiones tienen una estructura definida, que nos permite ir analizando todos los factores y opciones posibles, crear un plan personalizado para cada mamá y bebé, y acompañarlas en ese recorrido.

¿Y qué es lo que más te piden?


En general los momentos más duros son los primeros, porque cuando nace un bebé todo son preocupaciones. Cómo me lo pongo, dolor, heridas, gases, el bebé no se agarra, no gana peso, la presión del entorno...

También he identificado varios procesos especialmente complicados para las madres, como la incorporación al trabajo o el inicio del destete, y para ello he creado servicios de acompañamiento específicos en packs de sesiones.

Y por último, ¿qué consejo darías a todas las womenalias que se están planteando desarrollar un proyecto o un negocio propio?


Les digo que no se rindan. Que la vida es muy corta para quedarse con el "¿y si lo hubiera intentado?". Trabajar y vivir de tu pasión es un privilegio al que no deberíamos renunciar.
Las mujeres quizás tengamos otro ritmo, otro sentir, otras prioridades, pero ES POSIBLE A NUESTRA MANERA. Y mucho más fácil si tienes cerca una tribu de mujeres que te entienden.
Así que a por ello, sin prisa pero sin pausa, y rodeada de aliadas.

Muchas gracias Yolanda por compartir con nosotras tu tiempo, tu proyecto y tu experiencia.

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí