Inna King, Philips: “El capital humano es el principal activo de una empresa”

Jueves, 27 Febrero 2014

Inna King, Recursos Humanos PhilipsInna King, gerente Recursos Humanos PhilipsCon tan solo 29 años, Inna King, es la gerente de Recursos Humanos en el Sector de Alumbrado de Philips Ibérica, empresa de la que forma parte desde el 2011. Anteriormente desarrolló su profesión como asesora de Recursos Humanos para Europa, Medio Oriente, África y Asia en CEMEX, mientras cursaba el máster de Derecho Internacional en Madrid.

Nacida en la República Dominicana, King, ha ligado su trayectoria profesional junto a sus proyectos sociales en defensa de los derechos humanos, proyectos que le han valido más de un reconocimiento. Asimismo, King es miembro de UNICEF y del Comité de las Naciones Unidas para los Refugiados, voluntaria de la Cruz Roja española, entre otras organizaciones. Si alguien ha marcado la vida y pasos de esta dominicana, fue el defensor de los derechos humanos, Martin Luther King, figura por la que siente una gran admiración.

WOMENALIA.- Inna, ¿Por qué decidiste dedicarte a los Recursos Humanos?

INNA KING.- Siempre he sentido una gran pasión por las personas y además considero que el capital humano es el principal activo de una empresa. Desde el rol de Recursos Humanos puedes agregar mucho valor a la organización a través de entender las necesidades y visión del negocio y en base a estas, tomar decisiones estratégicas en materia de estructura organizacional, desarrollo, compensación, etc.

W.- ¿Por qué has decidido trabajar en Philips?
I.K.- Trabajar en Philips me permite tener alineadas mis prioridades personales y profesionales, ya que es una empresa cuya misión es la de mejorar la vida de las personas, a través de la innovación. Específicamente en el sector de alumbrado, actualmente estamos liderando un momento histórico, que es la revolución de la tecnología en la iluminación. Estamos transformando el mundo a través de ofrecer soluciones de iluminación que pueden ahorrar hasta un 90% del consumo actual, reducir las emisiones de CO2, la posibilidad de transformar y crear ambientes, de controlar la iluminación en nuestros hogares y en nuestras ciudades.

W.- En referencia a tu empresa, ¿qué cualidades tienen las personas que trabajan en Philips?
I.K.- Lo más importante es que todos tenemos un alto sentido de servicio a nuestros clientes ya que están en el centro de las decisiones que tomamos cada día. Además, nos sentimos orgullosos de trabajar en un ambiente que promueve un marco de ética e integridad, reflejado en nuestros Principios Generales de Negocio.

W.-¿Qué políticas de igualdad lleváis a cabo en Philips?
I.N.- En Philips tenemos un Plan de Igualdad que recoge el compromiso de nuestra dirección en este sentido. En base a este plan, hemos implementado diversas iniciativas en materia de igualdad y conciliación: horario flexible, afiliación a programas como "Más Vida Red", teletrabajo, salas de lactancia, campañas de comunicación y sensibilización sobre políticas de conciliación, programa de coaching interno/externo. Cada año, nos planteamos nuevos y retadores objetivos para conseguir el objetivo de nuestro Plan.

Inna King, Recursos Humanos PhilipsW.- Tu labor en defensa de los derechos humanos y el trabajo social ha sido destacado por varias revistas, ¿en qué consiste esta labor?
I.K.- Con relación a los derechos humanos, empecé a los 19 años, representando a la República Dominicana en diferentes competiciones de Derechos Humanos, Tuve la oportunidad de trabajar en un simulacro de un caso de genocidio ante la Corte Penal Internacional de La Haya, y en un caso de violación de derechos humanos, ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (realizado en la American University, Washington DC). Fue una gran experiencia, ya que era la primera vez que un equipo dominicano lograba el primer lugar en una competición de esa naturaleza, compitiendo con más de 100 universidades de todo el mundo.

A partir de estas dos experiencias, tuve la oportunidad de volver años más tarde como juez a ambas competiciones y empezar a relacionarme con otras instituciones de derechos humanos en América Latina.

Con respecto al trabajo social, mi familia tiene una fundación en la República Dominicana, que es el "Centro de Dominicano de Servicio Social y Cultural", del cual soy vicepresidente y que me permite continuar en contacto con las necesidades de mi país, aunque esté en el extranjero. Además, soy miembro de diversas instituciones como UNICEF, el Comité de Naciones Unidas para los Refugiados, World Vision International y la Cruz Roja Española.

W.- ¿Qué significó para ti este reconocimiento?
I.K.- Más que el reconocimiento, lo importante es dar a conocer el trabajo que hacen todas estas instituciones para beneficio de la sociedad. A nivel personal, ha forjado en mí un gran sentido de compromiso y dedicación y te hace más sensible ante las necesidades de los demás.

W.- Además eres miembro de UNICEF y del Comité de Naciones Unidas para los Refugiados, entre otras ONG's, ¿de dónde te viene esta dedicación?
I.K.- Como mi familia paterna procede de los Estados Unidos, desde pequeños hemos visto la figura de Martín Luther King como un ejemplo, y nos solidarizamos por su lucha por la igualdad de los derechos y por unir todas las razas del pueblo estadounidense. Haber visto que un hombre de paz muriera tan violentamente, me abrió los ojos ante el abismo que existe entre los principios de derechos humanos y la realidad en que vivimos.

Haber visto que un hombre de paz muriera tan violentamente, me abrió los ojos ante el abismo que existe entre los principios de derechos humanos y la realidad en que vivimos

W.- ¿Cómo compaginas este tipo de actividades con el trabajo?

I.K.- Dedico parte de mi tiempo libre a labores sociales. En vacaciones, trato de visitar algunas de las organizaciones a las que pertenezco. Sigo colaborando con las instituciones que promueven los derechos humanos y participando (siempre que el trabajo me lo permite) en las actividades que realizan.

W.- ¿Has tenido algún obstáculo a lo largo de tu carrera por ser mujer?
I.K.- No, todo lo contrario. Creo que lo importante es trabajar en empresas que tienen como visión el "performance culture", lo cual te permite acceder en las mismas condiciones a todos los puestos, basado en tus competencias y tu desempeño.

W.- Eres de la República Dominicana, ¿cómo es la situación de la mujer profesional allí? ¿Qué diferencia hay con España?
I.K.- La República Dominicana ha evolucionado mucho en este sentido en los últimos 30 años. Al igual que el resto de países que se encuentran en proceso de desarrollo, todavía tenemos un largo camino por recorrer en términos de políticas de conciliación e igualdad, que en España están más avanzadas. Sin embargo, la mujer tiene un rol cada vez más activo en el mundo laboral y en la sociedad.

W.- ¿Qué características debe tener una líder? ¿Es más fácil trabajar con hombres o con mujeres?
I.K.- Un líder debe tener la capacidad de inspirar y de liderar el cambio en un mundo en constante evolución. Además, debe garantizar la excelencia operacional de sus equipos y la consecución de los objetivos del negocio. En mi experiencia no creo que haya diferencia. He tenido la suerte de trabajar con grandes profesionales, hombres y mujeres.
Un líder debe tener la capacidad de inspirar y de liderar el cambio en un mundo en constante evolución

W.- ¿Qué te parecen iniciativas como Womenalia?
I.K.- Creo que es un gran proyecto y que nos brinda una oportunidad muy valiosa de colaborar y relacionarnos, en un entorno que fomenta el crecimiento y desarrollo personal y profesional.


Entrevista realizada por Desireé García, puedes seguirla en Womenalia, Twitter y Linkedin
Publicidad

Si te ha interesado esta entrevista te recomendamos:

 

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí