María Soledad Hernández: “La mejor política de igualdad es la que garantiza la igualdad de condiciones en la incorporación laboral"

Viernes, 24 Enero 2014

maría Soledad Hernández, Directora RRHH GALPEn Womenalia hemos entrevistado a María Soledad Hernández García, directora de Recursos Humanos de Galp Energia. María Soledad es Licenciada en Psicología por la Universidad Complutense y cuenta con un Doctorado en Psicología Social y de las Organizaciones por la UNED.

Para la directora de RRHH de Galp, el mejor máster es el que inició hace 20 años con su primera experiencia laboral en Red Eléctrica de España y a continuación en Galp Energia España, y que aún no ha acabado puesto que la cantidad de conocimientos y experiencias que le aportan día a día colaboradores y compañeros de la empresa, no tiene para ella comparación con ningún curso que haya podido dar.

Publicidad

Y en estos tiempos que se habla tanto del talento en las organizaciones, María Soledad cree que descuidamos el talento emocional, el de la pasión por el trabajo bien hecho y el que sentimos cuando conseguimos los resultados esperados. Es este talento el que busca cada día cuando en Galp inician un proyecto, calculan un presupuesto, hacen una actividad en grupo o cuando las cosas no salen como esperaban.

En Galp Energia España, María Soledad Hernández ha vivido experiencias muy importantes para su formación como profesional y persona: Adquisiciones, fusiones, reestructuraciones, cambios culturales, cambio de valores del Grupo, etc. De estas experiencias, que le han permitido conocer a muchas personas y profesionales, ha ido completando su currículum personal de conocimientos, de valores, de acciones y, sobre todo, de emociones. 

WOMENALIA.- Como Directora de Recursos Humanos de Galp, ¿cuáles son las claves para la gestión de las relaciones con y entre los trabajadores?

María Soledad Hernández.- La clave de toda relación, sea en la empresa o en lo personal, y desde cualquier posición, es la de manejar los intereses de ambas partes para conseguir un objetivo común. Cuando se consiguen alinear los intereses, el resultado es mejor de lo esperado. Para hacerlo, cada uno tiene que trabajar en su faceta personal y luego en equipo. Si conseguimos hacer compatibles todas las relaciones de interdependencia que existen en la empresa, la gestión se simplifica y los resultados son más satisfactorios.

Ni que decir tiene que las relaciones son, desde mi punto de vista, lo más complicado de gestionar en una empresa y por eso, requieren de empeño, perseverancia y energía positiva.

W.- ¿Qué fue lo que le llevó a dedicarse a los Recursos Humanos?

M.S.H.- La formación, obviamente, condicionó la elección, pero aparte de ella, siempre me he sentido atraída por las relaciones entre personas que comentábamos antes. Creo que dedicarse a los Recursos Humanos es un desafío, que requiere de altas dosis de preparación, muchas de paciencia y otras muchas de colaboración de la otra parte.

Llevo casi 20 años en esta función y puedo decir, que aún sigo trabajando día a día las que a mí me competen.

Lo más complicado de gestionar en una empresa son las relaciones y como tal requieren de empeño, perseverancia y energía positiva

W.- ¿Qué cualidades tienen las personas que trabajan en Galp?

M.S.H.- Lo he comentado en algunas otras ocasiones porque nuestra historia de adquisiciones y fusiones caracteriza a nuestra plantilla. Para trabajar en Galp se necesita una gran capacidad de adaptación al cambio, flexibilidad ante la percepción de diferentes realidades, iniciativa y acción y todo ello, aderezado con mucha pasión. Todas estas cualidades son las que tienen nuestros colaboradores.

W.- ¿Con qué programas internos de formación cuenta Galp?

M.S.H.- Nuestro Grupo está muy preocupado con la formación, y nuestros colaboradores también nos recuerdan cada día su preocupación por este tema. Pasando de la preocupación a la acción, definimos cada año programas de formación técnica y comportamental que, individual y transversalmente, tienen el objetivo de conseguir los ambiciosos objetivos que tiene nuestra empresa.

Nuestro empeño actual es hacer cada vez una formación más integral, que permita a los colaboradores desarrollarse más competentemente dentro de su función y para otras futuras.

Merece la pena destacar nuestros Programas de Gestión, que encuadramos dentro de lo que el grupo denomina Academia GALP, en la que participan todos los cuadros de la empresa y en breve toda nuestra plantilla comercial, en el programa Academia Comercial. Estas dos plataformas de itinerarios de formación, junto con las acciones tradicionales, pretenden ser espacios de innovación y de generación de propuestas e iniciativas para el negocio.

W.- ¿Cuáles son los principales retos del área de Recursos Humanos para los próximos años?

M.S.H.- Nuestra Dirección tiene como objetivo ser un "socio" de los negocios, alineado con los objetivos estratégicos de la organización. Nuestros proyectos queremos que estén siempre ligados a objetivos globales de las unidades de negocio. No queremos ser el área a la que se recurre cuando hay un problema, sino la que les acompaña desde la anticipación del mismo, generando iniciativas, hasta la implementación de las soluciones y la evaluación de las mismas. Para ello, tenemos que trabajar la visión transversal y estar al día de lo que ocurre en el mercado, tanto en nuestra área, como en la del negocio de Galp.

Concretando nuestros proyectos para el 2014, de Recursos Humanos, de Comunicación Interna, de Servicios Generales y de Responsabilidad Social Corporativa, están orientados en la generación de compromiso en los colaboradores, al desarrollo del liderazgo y la comunicación en los equipos, a la formación técnica, para hacer frente a la especialización del mercado, a una mayor atención y presencia en el ámbito social, donde tanta falta hace la labor de concienciación de las empresas y, a cuidar de nuestro talento, con programas no sólo de formación, sino de salud y bienestar, para los difíciles retos a los que nos enfrentamos.

Todo esto, sabiendo que nos movemos en entornos de mercado y sector difíciles, donde la premisa es hacer mucho más con menos.

W.- ¿Qué políticas de igualdad se llevan a cabo en Galp?

M.S.H.- La mejor política de igualdad es la que garantiza la igualdad de condiciones en la incorporación a cualquier puesto de la organización. Este compromiso se cumple a todos los niveles de nuestra empresa y se concreta a través de nuestras promociones internas.

Estamos orientados a la competencia, performance y compromiso y estas no están condicionadas por el sexo.

W.- "Energía Positiva" es el lema de Galp, ¿se aplica a todos los ámbitos de la empresa como el de RRHH?

M.S.H.- "Energía positiva" no sólo es un lema, forma parte de nuestra marca, del interés de Galp por las personas y de la actitud para hacer frente a los problemas. Conseguirlo todos los días es un reto al que nos enfrentamos todos.

Para trabajar en Galp se necesita una gran capacidad de adaptación al cambio, flexibilidad ante la percepción de diferentes realidades, iniciativa y acción y todo ello, aderezado con mucha pasión.

W.- ¿Cuáles son las claves para mejorar el desempeño en la gestión de personas?

M.S.H.- La clave está en que todos nuestros colaboradores, estén en el nivel que estén, pero mucho más si son puestos con responsabilidad sobre personas, trabajen para mejorarla.

La gestión de personas no es una responsabilidad única de Recursos Humanos o de la Dirección General. Debe ser un empeño de todos. Cuando cada responsable cuida de su equipo y los colaboradores adquieren un papel activo en esta gestión, la función de Recursos Humanos y la Dirección General se convierte en un facilitador de la misma. Entonces podrá decirse que la empresa ha llegado a su mayor grado de madurez, pasando de la gestión a la dirección.

W.- ¿Cómo encaja el perfil de la mujer en un sector como el energético?

M.S.H.- Nunca he creído que el sexo determine el encaje en un sector, ni en este ni en cualquier otro. Empezar a no plantearnos preguntas de este tipo, es el mejor indicador de que hemos superado los estereotipos sobre los sectores y las funciones asociadas a los sexos.

W.- ¿Qué tipo de políticas de conciliación entre vida laboral y personal se han implantado en Galp y qué pretenden conseguir a través de ellas?

M.S.H.- Las políticas de conciliación en las empresas, desde mi punto de vista, y puedo aplicar lo que dije en la primera pregunta, tienen que tener el objetivo de alinear intereses. Cuando ambas partes, empresa y colaborador, están centrados en ese alineamiento, todo es más fácil y menos artificial.

Galp Energia España, entre otras prácticas, tiene un horario que permite esa conciliación, una flexibilidad horaria que la facilita, tenemos en estudio un proyecto de teletrabajo, que incluye entre sus objetivos, la conciliación, facilitamos cambios de función si es necesario, tenemos algunos planes, no asociados directamente a ella, pero que la mejoran, con nuestro PLAN FAMILIA, que colabora con las familias que tienen hijo o cónyuges con alguna discapacidad.

Pero sobre todo, la conciliación tiene, en mi opinión, mucho que ver con la flexibilidad en la gestión de nuestros mandos y con el conocimiento cercano que tienen de sus colaboradores y sus necesidades, como con el compromiso de nuestros colaboradores.

W.- ¿Qué condiciones deben darse en la empresa para que tanto las personas como la Organización puedan lograr sus objetivos a través de la potenciación del desarrollo del talento humano?

M.S.H.- La empresa no es un ente que genere condiciones por si sola. Las condiciones las generan las personas que trabajan en ella. Cuando se juntan los conocimientos, las actitudes, las motivaciones, los intereses compartidos, el compromiso de ambas partes, la pasión y el objetivo común, y si además, se dan todas ellas en un ambiente de energía positiva, el desarrollo del talento y la consecución de los objetivos se consiguen con naturalidad.

Trabajar en todas estas variables es una obligación de todos los que trabajamos en una empresa, sea grande o pequeña.

W.- ¿Qué consejo le daría a otras mujeres que están comenzando, o que en la madurez de su carrera profesional quieren llegar a ostentar cargos de dirección en una empresa?

M.S.H.- Aconsejar puede ser una acción en sí misma, pero para mí no es productiva. Yo sólo puedo hablar de mi experiencia y de lo que me hace levantarme todas las mañanas para venir a Galp: trabajo, trabajo y trabajo, acción y pensamiento constante, compromiso con los objetivos de la organización y con los personales y sobre todo, mucha pasión. Para todo esto, da igual ser hombre o mujer.


Si te ha interesado este artículo te recomendamos:

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí