Isabel Allende: "Las emociones son universales, se viven de la misma manera en todos los lugares"

Viernes, 07 Febrero 2014

1402-ent-isabel-allendeSe ha escrito mucho sobre Isabel Allende, sobre su obra y novela, sobre su marcado realismo mágico, sobre su giro al género negro con su recién estrenada novela El juego de Ripper. Sin duda, se ha escrito mucho, desde el halago más sincero hasta la crítica más amarga, algo que la autora ha aprendido a asumir con templanza aunque siga ocasionándole cierto disgusto.

A pesar de ello, Isabel Allende sigue descubriendo en cada entrevista que concede alguna faceta oculta -como buena escritora que no termina de desgranar el argumento de su novela hasta que la última página se cierra con el punto final-. En esta ocasión, nos confesó, que durante algún tiempo cuando era joven, hizo teatro.

Publicidad

Womenalia ha tenido la oportunidad de hablar con ella, de conocer más sobre su nueva novela, El Juego de Ripper, pero también de profundizar en su defensa de la mujer, y constatar su marcado carácter latino, temperamental, de palabras lindas, tono suave e ideas claras.


1402-ent-libro-pequeGana un libro firmado por Isabel Allende con el concurso #MujeresInspiradoras

¿Quieres ganar la nueva novela de Isabel Allende, El Juego de Ripper, firmada por ella con dedicatoria especial?

Participa en nuestro concurso hasta el 19 de febrero

Dinos qué cita de una famosa mujer te inspira y podrás ganar el ejemplar. ¡Mucha suerte!


A menudo, sus personajes se han convertido en una inspiración para millones de lectores, especialmente para muchas mujeres. Algo a lo que ella resta importancia:

"Soy mujer, he trabajado toda mi vida para mujeres, tengo una fundación que trabaja para mujeres y niños y a través de la fundación he conocido el valor el coraje, la resistencia de las mujeres que a veces han sido sometidas a atrocidades. En mis personajes trató de reflejar siempre personajes fuertes, que no están amparados bajo el paraguas de la sociedad. Esas historias son las me interesan, sean hombres o mujeres. Mi objetivo no es inspirar como tal, si no contar una historia. Las emociones son algo universal, siempre se viven de la misma manera independientemente de donde nos encontremos".

De su nueva novela, El Juego de Ripper, se ha hablado mucho en las últimas semanas, especialmente del giro hacia el género policiaco y de su posible vinculación con las últimas tendencias en novela negra comercial, que han convertido a este género en un fenómeno de masas. Al respecto resta importancia a los comentarios, rotunda:

"La novela está escrita con ironía. De hecho, me burlo de las novelas escandinavas... Quería escribir una novela con humor, irónica. Me entretuve, me divertí. Me di cuenta después de que el género estaba de moda". "He escrito novela negra, pero no escribo como Stieg Larsson o como mi marido, Willie" - Willie Gordon, con quien lleva casada desde 1988, es un afamado escritor de novela negra-. "Pero ante todo escribo con mi propio carácter. Todo el mundo que ha leído esta nueva novela, reconoce mi forma de escribir, mi voz en ella, a pesar de que sea un género negro".

"Las emociones son algo universal, siempre se viven de la misma manera independientemente de donde nos encontremos"

A pesar de sus explicaciones, aún quedan escépticos que recuerdan que Allende afirmó años atrás que nunca escribiría una novela de este género. Por si su respuesta previa no había sido lo suficientemente convincente para zanjar el tema, la escritora aclara:

"Miento mucho, me equivoco mucho y me olvido de muchas cosas (...) La verdad es que escribir una novela no fue idea mía, porque yo pensaba jubilarme y retirarme, pero mi representante me sugirió escribir una novela policial conjunta con mi marido. Empezamos a planearlo, pero aquello iba a acabar en divorcio, porque nos peleábamos constantemente. El día 8 de enero estaba lista para ponerme a trabajar y él no había hecho intención ni siquiera de ponerse a ello. Así que me negué a ponerme a trabajar porque entonces yo iba a hacer todo el trabajo, y aquella idea no me gustaba nada..."

1402-ent-isabel-mariaA pesar de su tono jocoso, se percibe en cada palabra la admiración que siente hacia su marido, Willie Gordon, quien tuvo un papel fundamental como asesor para escribir esta novela.

"Abierto, generoso, no siento que compito con él... Cualquiera se habría ofendido si su mujer se adentra en el género que él conoce por encima de todo, pero él no". "Si Willy me dijera que quiere escribir una novela de realismo mágico, también lo ayudaría, aunque francamente... no creo que fuese a salir bien (...) ¡Pobre Willie, si supiese las cosas que digo de él!"

Abanderada del realismo mágico, los rituales y la fe en lo esotérico no se quedan en la trama de sus libros, si no que forman parte de su vida cotidiana y son una seña indiscutible de su carácter.

"Empiezo todos mis libros el ocho de enero, eso me permite separar mi año, los meses de promoción de novelas y mi tiempo para escribir. Otro de mis rituales es trabajar siempre de día, y cuando escribo, entro en un estado mental muy particular en el que me convierto en un medio para que los personajes se manifiesten".

Algunos de sus personajes encarnan la magia en sí mismos; astrólogas o brujas buenas de sus libros se inspiran en personajes reales que Allende afirma haber conocido a lo largo de los años.

"Miento mucho, me equivoco mucho y me olvido de muchas cosas"

Llegado este punto, resulta inevitable hablar sobre el salto a la gran pantalla de sus novelas. Isabel es consciente de lo bien que darían sus historias en el cine, pero no está dispuesta a ceder a cualquier precio a los intereses de grandes productoras. Sí reconoce haber llegado a un acuerdo para llevar a cabo una coproducción hispano-chilena de su novela, Inés del alma mía, una serie que se emitirá previsiblemente en los próximos años a ambos lados del charco.

Sobre si alguna vez se planteó escribir la historia de alguna de las importantes mujeres políticas que lideran la política en latinoamérica, responde sincera que no, aunque asegura que muchas de ellas serían dignas de formar parte de una novela.

"La historia de Michelle Bachelet es una novela en sí misma y ojala algún día ella decida escribirla, pero yo no podría, porque esas vidas no me pertenecen... Cuando un personaje histórico muere, pasa a ser de dominio público, pero hasta entonces no estaría bien...". 

Cuando la entrevista llega a su fin, hablamos de futuro, de juventud, de nuevas generaciones, y recordamos a la jóven protagonista de El juego de Ripper:

"Los jóvenes de hoy en día pueden llegar a ser superficiales con su adicción a las tecnologías, pero sin duda son unas generaciones extraordinarias, que tienen acceso a todo tipo de información. Si yo hubiese crecido en un entorno como el suyo, estoy convencida de que sería una persona diferente. Y creo que por esta razón, por esa gran capacidad de acceso a la información, el mundo va a cambiar mucho en los próximos años y a una velocidad altísima, y eso es extraordinario".


Si te ha interesado esta entrevista te recomendamos:

Publicidad
Comentarios
  • No hay comentarios
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí