Gloria Lomana, Directora de Informativos de Antena 3 Noticias: "Lo único que permanece estable, es el cambio"

Jueves, 16 Julio 2015

Página 2 de 2

W.- En las últimas elecciones hemos visto como distintas mujeres, de diversa ideología política han alcanzado cuotas de poder en gobiernos municipales y autonómicos. ¿Cómo valora esta circunstancia? ¿Es un signo de un cambio social? ¿Puede ser la última frontera para romper definitivamente el techo de cristal?

G.L.- Los medios de comunicación estamos haciendo nuestro trabajo, enseñando con normalidad a  una princesa que va ser Reina de España. Enseñando políticas que podrían ser  candidatas a la Presidencia del Gobierno. Estamos todos los días mostrando a quien lidera Europa, la señora Merkel; a la responsable del FMI, a quien dirige la Reserva Federal en  EEUU, todas ellas mujeres… La imagen que proyectamos es la imagen de mujeres que lideran con total normalidad. Y esta es ya una marcha imparable. Aunque alguno o algunas lo pretendieran no se podría parar. El modelo de enseñar mujeres poderosas está ya en los medios, ahora hay que cambiar los roles en la empresas y las maneras de trabajar. La desigualdad está más en el mundo cotidiano que en la esfera de lo público, donde cada vez aparecen más mujeres poderosas con absoluta normalidad.

Publicidad

En cuanto a su responsabilidad, lo que tienen que hacer estas mujeres es impulsar no las cuotas, yo no quiero cuotas, sino ayudas reales. Ver, por ejemplo, el modelo de Finlandia, que contempla ayudas a las familias que tienen hijos, desde su nacimiento hasta el final de la escolarización, que permite compatibilizar vida personal y profesional. No se trata de cuotas, sino que las leyes den a las mujeres la igualdad que nos corresponde, por derecho y por ley. Y en eso es en lo que tienen que trabajar las mujeres desde la política. Trabajar para esa igualdad real. Las cuotas pudieron ser un revulsivo en su momento, pero ahora lo que hay que cambiar es el modelo social para que las mujeres puedan trabajar en las mismas condiciones que los hombres, sin que ser madre sea un lastre.

La revolución de las mujeres es imparable. Hasta ahora la evolución ha sido constante, pero ahora añadiría una R por delante

W.- ¿Tiene algún referente a lo largo de su carrera?

G.L.- La vida es un constante aprendizaje, de los compañeros, de los buenos jefes, de los becarios que vienen cada año, que son listísimos y aprenden sistemas digitales en un día. Mi modelo es el de la gente que hace cosas con profesionalidad y rigor. Y me he encontrado muchos y enormes profesionales, afortunadamente. Yo soy una persona positiva y creo que hay más buenas personas que malas… y no me quedaría con un solo nombre. Lo que hay que hacer es aprovechar la sabiduría de los otros. Yo soy muy intuitiva y persistente, permanentemente abierta a aprender de la gente sabia que te encuentras en el camino…

W.-¿Qué debe hacer una mujer para alcanzar sus metas profesionales?

G.L.- Depende de la profesión, pero evidentemente luchar por cumplir bien con los objetivos fijados. La inteligencia es importante, pero también la inteligencia emocional para entender y disfrutar de los compañeros. Y en el día a día, la constancia, las ganas de aprender, el entusiasmo, ser capaz de reinventarte e intentar trabajar en la excelencia.

W.- Una vez dijo: “Los periodistas vivimos de los titulares". ¿Qué titular pondría a las situación de la mujer en nuestro país hoy?

G.L. -La revolución de las mujeres es imparable. Hasta ahora la evolución ha sido constante, pero ahora añadiría una R por delante: R-evolución... “Lo único que permanece estable es el cambio” es uno de mis lemas y creo firmemente que este cambio en relación con las mujeres ya no se puede detener.

W.- Un sueño profesional pendiente, ¿la entrevista soñada?

G.L.- Me encantaría poder hacer una entrevista a los Reyes. Creo que el Rey de España es una persona preparadísima, formada e informada. Aún no tenemos cultura de que los Reyes hablen fuera de actos protocolarios, pero creo que llegará y espero tener la oportunidad de poder entrevistarles.

Publicidad
1 Comentarios
  • Toni Segarra
    El cambio no permanece estable o inestable. El cambio siempre está ahí a su manera: ni acelerado ni lento ni estable. El cambio, que es la vida -sin cambio la vida no puede ser-, siempre es el mismo, aunque nosotros le damos nuestra interpretación, ya sea favorable o no, lento o acelerado.
    Viernes, Nov 20 2015 9:08:37am
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí