7 Mujeres profesionales, de cine

Viernes, 25 Julio 2014

siete-peliculas-de-mujeresDesde que en 1928 el presidente americano Herbert Hoover siguiendo las tesis de Edward Bernays, sobrino de Sigmund Freud, para la manipulación de masas, animó a las corporaciones norteamericanas a que hicieran a la gente desear cosas que no necesitaban y  convertir el consumo el motor de EEUU y del mundo occidental, el Cine ha jugado un papel trascendental en la configuración de nuestra escala de valores, prioridades y estereotipos. Tal vez incluso desde antes. El poder de penetración e influencia del cine ha sido y sigue siendo enorme.

Aprovechando el verano queremos echar un vistazo a siete películas protagonizadas por mujeres profesionales, alejadas de los roles estereotipados y fácilmente reconocibles: la mala, la madre y esposa, la mujer objeto de deseo, la chica en busca de su príncipe azul y últimamente la heroína, que no deja de copiar en gran parte el comportamiento de sus pares masculinos. Películas protagonizadas por mujeres trabajadoras fuera del estereotipo. Mujeres de carne y hueso que sirvieron y (sirven) para mostrar que hay otros modelos femeninos, otros roles, otras posibilidades, Desde los años 70 hasta hoy, hemos rescatado 7 títulos, varios de ellos inspirados en mujeres reales, lo que da a sus historias un valor adicional.

  • Norma Rae: En 1979 Sally Field ganó el Oscar por su interpretación de Crystal Lee Sutton, una madre viuda que comparte casa y trabajo con sus padres y que pasa de llevar una vida anodina, a encabezar un movimiento sindicalista en la fábrica textil para la que trabajan, en una pequeña ciudad industrial de los Estados Unidos. Norma Rae fue una de la primeras películas en las que el peso de la narración cae sobre un personaje femenino en un entorno enteramente laboral. Un paisaje rural cerrado y receloso,  en el que Norma será quien encabece la lucha por los derechos laborales, enfrentándose al poder establecido en el pequeño pueblo y protagonizando una de las imágenes más simbólicas y emotivas de la historia del cine moderno,  esa en la que consigue detener la producción tras subirse sobre una de las máquinas con un cartón en el que puede leerse en mayúsculas:UNION, arrancando la adhesión espontánea de sus compañeras.
  • Silkwood: Esta película, protagonizada por Meryl Streep y Cher y dirigida por Mike Nichols narraba la vida de Karen Silkwood, una mujer real, trabajadora de una planta de combustible nuclear, que murió en extrañas circunstancias mientras investigaba una posible fuga radiactiva. Controvertida y realista, la película le valió una de sus 18 nominaciones al Oscar a Meryl Streep, pero sirvió, sobre todo, para sacar a la luz el coraje y la lucha de una mujer en un mundo de hombres. La construcción del personaje de Meryl Streep consiguió, además, que Hollywood comenzase a vislumbrar la posibilidad de financiar guiones en los que la mujer protagonista no se limitase a ser parte de una historia de amor.
  • Fargo: Para mostrar personajes fuertes de mujeres profesionales con coraje y recursos, podíamos haber recurrido a Sigorney Weaver y su Sargento Ripley en Alien el Octavo pasajero, o a Jodie Foster como Clarice Stearling en El silencio de los corderos, pero nos vamos a quedar con Frances McDormand en Fargo. En 1996, los hermanos Coen se atrevieron a desmontar el estereotipo de policía masculino, duro y de vuelta de todo, para poner al frente de la rocambolesca investigación de los violentos crímenes de su película a la oficial Marge, una mujer, policía rural y embarazada, que destacaba por su inteligencia entre la ristra de personajes que adornan la película. Francis McDormand, que también ganó el Oscar  por este papel, supo encarnar una mujer real, con náuseas pre parto y dolor de riñones que no dejaba de resultar aguda, inteligente y resolutiva. Una mujer capaz desempeñar su trabajo y conciliar, en el peor de los escenarios posibles.
Desde los años 70 hasta hoy, hemos rescatado 7 títulos, varios de ellos inspirados en mujeres reales, lo que da a sus historias un valor adicional
  • Armas de Mujer: La única comedia de la lista. Rodada en 1988 narraba la historia de una secretaria del montón (Melanie Griffith) que consigue demostrar su potencial creativo contra todo pronóstico, a pesar de las trabas de una jefa celosa y opaca (interpretada por Sigourney Weaver ) y de una formación escasa. El estereotipo se confirma en parte en la historia de amor, pero es difícil no mencionar esta película, ya que, en cierto sentido, representa  a las mujeres profesionales de las grandes corporaciones (en este caso en Nueva York ) de finales de los 80 y principios de los noventa. Aquellas ejecutivas agresivas que, con sus defectos, abrieron paso a muchas  otras mujeres para alcanzar puestos de dirección. Además la película contiene una curiosidad ya que su secuencia final en el ascensor, que fue la precursora del Elevator Pitch.
  • Erin Brockovich: Con un aire similar al de Silkwood, Julia Roberts encarnó otra mujer de carne y hueso con la que consiguió su Oscar. Erin Brockovich está basada en la historia real de una madre divorciada con problemas para encontrar trabajo, que, tras un accidente de coche fortuito, comienza a trabajar en el despacho del abogado que le defiende. Desde ese momento su curiosidad y afán por aprender le conducen a investigar el expediente de un cliente y la relación directa entre las enfermedades que padecen él y su familia, y la contaminación del agua producida por las perforaciones de una compañía de gas y electricidad que utiliza la técnica de fractura hidráulica para la extracción de gas no convencional. La odisea de Erin, con final feliz, nos muestra el coraje de una mujer en la cuarentena, madre de varios hijos, que consigue formarse y despuntar a base de esfuerzo, determinación y entrega.
  • El diablo viste de Prada: La más reciente en el tiempo de las elegidas (2006), nos cuenta las dificultades laborales de Andrea "Andy" Sachs (Anne Hathaway) una aspirante a periodista recién graduada que consigue el puesto de ayudante de la editora jefe de Runway, otra vez Meryl Streep, en el papel de Miranda Priestly, el alter ego de la auténtica Anna Wintour, icónica y temida redactora jefe de Vogue. La película mantiene un tono de comedia liguera y no deja de lado el humor, pero es también un fiel reflejo del estrés, la presión y la competitividad en la que se ven envueltas muchas jóvenes profesionales de principios del siglo XXI. Devoradas por las demandas de un mundo laboral cada vez más exigente, y obligadas a dar el cien por cien de sí mismas el cien por cien del tiempo, y a estar siempre "perfectas".
  • Gorilas en la niebla: Cerramos la lista de películas sobre mujeres para rescatar este verano, con esta historia que recoge la vida de la primatóloga Dian Fossey y su increíble lucha por preservar los Gorilas en las selvas de Ruanda. Fossey desmitificó la fama de comportamiento violento que acompañaba a los gorilas de montaña y consiguió mezclarse con ellos y entablar una relación cercana, llena de ternura y entendimiento. Sigorney Weaver consiguió encarnar Fossey sin edulcorarla, mostrando su lucha y también su obstinación, una lucha que le costó ser asesinada a machetazos los cazadores furtivos mientras dormía en su cabaña una noche de 1985. La película nos abre una ventana a su vida y a su lucha y nos inspira a continuar un legado que aún perdura y que se resume en la última entrada de su diario, que decía:
Publicidad


"Cuando te das cuenta del valor de la vida, uno se preocupa menos por discutir sobre el pasado, y se concentra más en la conservación para el futuro".

Imprescindible.


 

Si te ha interesado este artículo, te recomendamos:


 ireneArtículo redactado por Irene Rodríguez Aseijas-Content Manager de Womenalia

Licenciada en Derecho y Máster en Comunicación Corporativa y Publicitaria por la Universidad Complutense de Madrid, Irene ha trabajado como Directora de Comunicación y Relaciones con Medios en diversas compañías, entre las que destacan Coca-Cola España y Accenture. Actualmente es Content Manager de Womenalia. irodriguez@womenalia.com


 

Publicidad
1 Comentarios
  • Esther Roche Polo
    Qué buenas todas. Además incluyen a 2 de mis actrices favoritas de todos los tiempos: Weaver y Streep. Yo que soy muy ... "de cine", tengo que decir que, aunque se pueda pensar lo contrario porque se suele ver mucho cine comercial, el cine no sería ni la mitad de lo que es si no fuese por las Weavers, Garbos, Streeps, Swanks, Mirrens, Denches, Thompsons, Goldbergs, Bates, Redgraves...en fin... la lista, interminable.
    Martes, Sep 23 2014 7:02:49pm
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí