Quiero tener hijos… ¡Pero no ahora!

Viernes, 26 Septiembre 2014

Quiero tener hijos… ¡Pero no ahora!Cuando nuestras madres tenían nuestra edad, la mayoría de ellas ya había tenido como mínimo un hijo e iba por el segundo. Hoy en día las cosas han cambiado, y pasados los treinta, es algo normal que a esa edad estemos inmersas en nuestra formación o carrera profesional. Aunque tenemos claro que queremos ser madres algún día, no lo vemos como algo inmediato.

Y es que es un hecho que las mujeres estrenamos la maternidad cada vez más tarde: hoy las españolas con estudios universitarios son las que más tardan de Europa en tener su primer hijo. De hecho, la edad a la que las mujeres son mamás por primera vez se ha retrasado hasta los 35 años, justo en el momento en el que su fertilidad empieza a descender de una manera más acusada.

Publicidad

Ante esta tendencia, la congelación de óvulos se presenta como la nueva revolución femenina –así la definió el mismo creador de la píldora anticonceptiva- y permite a las mujeres posponer su maternidad hasta que ellas lo deseen, manteniendo intacta su fertilidad.

Recuperar el control

Con la congelación de óvulos, es posible tomar la decisión de tener un hijo con total tranquilidad, cuando sólo tú creas que ha llegado el momento. No tienes que estar padeciendo porque te queden proyectos pendientes, másters por hacer, o pasos que dar en tu trayectoria profesional. Puedes tomarte el tiempo que necesites para encontrar al hombre adecuado para formar una familia, sin prisas y quitándote la presión del tiempo.

Quiero tener hijos… ¡Pero no ahora! Irene, la chica que nos presta su testimonio, estaba segura que quería ser madre, pero su pareja no lo veía claro. Este fue uno de los motivos de su separación, porque según ella, "no tenía sentido obligarle a asumir tal responsabilidad si él no se sentía preparado". Pero esto no hizo que Irene cambiara de idea con sus deseos de ser madre.

"Para mí es muy importante ser madre, vengo de familia numerosa y me gusta imaginarme una casa llena de niños", explica. Dado que no se plantea la maternidad en solitario, prefiere congelar sus óvulos con la esperanza de que una nueva pareja quiera formar una familia con ella. "Y como no sé cuándo llegará esta pareja, prefiero asegurarme de que mis óvulos están en perfectas condiciones. Ya se verá entonces si puedo ser madre de forma natural o si tengo que recurrir a la reproducción asistida", afirma.

Un gran avance de la medicina

La opción de congelar los óvulos es, en opinión de Irene, uno de los mayores avances de la medicina. "Sé que, pase lo que pase, tendré la oportunidad de ser madre en un futuro", explica. Y continúa: "Prefiero tener un hombre a mi lado para formar una familia. Sin embargo, si en un futuro este hombre no llega, sé que seguiré teniendo posibilidades de cumplir mi sueño de tener hijos". Y lo que más le tranquiliza es saber que sus óvulos estarán en buenas manos hasta que llegue ese momento.

Una técnica segura

Timefreeze es el programa de preservación de la fertilidad de la Clínica Eugin (Barcelona), uno de los principales centros de reproducción asistida de Europa, que te ofrece la posibilidad de congelar tus óvulos y conservarlos en las mismas condiciones hasta que llegue tu momento. En tan sólo dos semanas podrás tener tus óvulos congelados y la tranquilidad de que tu reloj biológico ha dejado de avanzar: tu fertilidad estará a punto para cuando estés preparada.

 

Publicidad
4 Comentarios
  • Jocelyne Orta Granados
    A una cierta edad, la cuestión ya no es si una está preparada psicológicamente, económicamente y responsablemente, sino que su reloj biológico corporal ya no está ni mucho menos preparado, adaptado y eficaz, como lo podría estar hace 15 o 20 años atrás. Este es un factor esencial que solemos olvidar con gran facilidad, ya que es de él que sustrae la energía y materia para su propio desarrollo, sin el cual nuestro futuro hijo nacerá con deficiencias.
    Domingo, Jul 24 2016 11:57:00am
  • Jocelyne Orta Granados
    A una cierta edad, la cuestión ya no es si una está preparada psicológicamente, económicamente y responsablemente, sino que su reloj biológico corporal ya no está ni mucho menos preparado, adaptado y eficaz, como lo podría estar hace 15 o 20 años atrás. Y este es un factor que olvidamos con gran facilidad, el cual es imprescindible para el buen desarrollo del feto, ya que de éste debe sustentarse, crecer y desarrollarse.
    Domingo, Jul 24 2016 11:52:20am
  • María Esteban
    Yo siempre quise ser madre veinteañera... pero vista la situación laboral en la que me encuentro y mis perspectivas no puedo... es triste, pero debo posponerlo hasta tener una estabilidad profesional y económica que me lo permita... y hoy en día, la mayoría de los jóvenes españoles no encontramos esa estabilidad hasta los treinta y muchos...
    Miércoles, Oct 22 2014 6:54:08pm
  • MARIA EUGENIA CASTREJÓN ROMANO
    Mi experiencia me dice, que a los hijos hay que tenerlos jovenes. De lo contrarioblos proyectos se cortan cuando mas atencion hay que ponerles. He sido madre veinteañera y madre abuela asi que conozco los pro y contras de ambos.
    Lunes, Sep 29 2014 11:21:12pm
Es necesario ser usuari@ de Womenalia para comentar. Regístrate aquí