Ana Arjona: "Las compañías pueden ayudar, otorgando visibilidad a las mujeres que se dedican a las profesiones STEM, con el fin de que actúen como referencia para las más jóvenes"

  • Jueves, 30 Mayo 2019

ana2-arjona-355x250Ana Arjona, socia de Advisory Financial Services en EY ha trabajado siempre en servicios profesionales, donde ha podido aprender desde muy pronto a perseguir la excelencia. En el último año ha participado de una gran experiencia profesional, al colaborar del proyecto Promociona, destinado a empresas comprometidas con la diversidad y la promoción de la mujer. Arjona destaca la creación, dentro de EY de 'Women in technology', una iniciativa estratégica que aboga por la inclusión del talento femenino en nuevos campos.

WOMENALIA.- Ana, háblanos de tu situación como socia de Advisory Financial Services en EY.
Ana Arjona.- Soy responsable de la solución de "Finance" para Banca y Seguros, desde donde acompañamos a entidades financieras en su proceso de transformación hacia la función financiera del futuro, en la adaptación a nuevas normas contables y en proyectos que facilitan su crecimiento.

W.- Has ocupado puestos de responsabilidad en grandes compañías. ¿Qué pasos has dado para llegar a la posición actual?
A.A.- He trabajado siempre en firmas de servicios profesionales, donde se vive la cultura del esfuerzo y donde se aprende desde muy pronto a perseguir la excelencia. Si a eso le añadimos la suerte de poder aprender y superarte día a día, de compartir experiencia con grandes profesionales y de ofrecer servicio a clientes de referencia nacionales e internacional, es difícil no estar ilusionada y, por tanto, crecer.

Ahora, si hablamos de carrera, cada persona tiene un estilo, unas prioridades y un ritmo. Esto determina las decisiones que cada cual toma sobre su desarrollo profesional y su camino a seguir.

W.- En tu dilatada experiencia profesional, ¿a qué retos has tenido que enfrentarte?
A.A.- De diversa índole, desde la desaparición de Arthur Andersen por el escándalo Enron (donde yo trabajaba en ese momento), a la ejecución de proyectos en el extranjero con equipos locales y en remoto, ¡hablemos de diversidad! o la transformación digital, entre otros muchos.

Probablemente los dos más difíciles han sido la toma de decisiones sobre la compañía y la gestión de personas en un entorno diverso, donde no solo me refiero al género, sino también a la pluralidad de culturas, generaciones, formación, estilos, etc.

ana-arjona-355x250

W.- Este último año has participado del proyecto Promociona, destinado a empresas comprometidas con la diversidad y la promoción de la mujer. ¿Qué destacarías de esta experiencia profesional?
A.A.- El programa está enfocado al desarrollo de nuestras habilidades como líderes, a la concienciación de nuestras diferencias y al valor que aportamos, aunque también añade un plan de autoconocimiento y desarrollo de competencias directivas.

Ha sido una experiencia muy enriquecedora, de la cual destacaría el haber coincidido con un grupo de mujeres con posiciones profesionales similares, que comparten inquietudes, que se enfrentan a retos profesionales y personales a diario y que hoy puedo llamar amigas.

W.- Según el Instituto de la Mujer, solo el 31,4% de los matriculados en STEM son mujeres, ¿cuál crees que pueden ser los principales motivos?
A.A.- Según la última encuesta 'Building a better working Europe' elaborada por EY, el 41% de los expertos en RRHH participantes destacaron que promover la inclusión de la mujer en los grados STEM era una de las iniciativas que mayor impacto tendría en el mercado laboral. Sin embargo, aún no hemos vislumbrado un gran cambio.

Considero que una labor tan importante como fomentar el papel femenino en el mundo STEM debe realizarse mediante la educación, promovida desde los estudios escolares, hasta los superiores.

Por supuesto, las compañías pueden ayudar también en este proceso, otorgando visibilidad a las mujeres que se dedican a las profesiones STEM, con el fin de que actúen como referencia para las más jóvenes. Por ejemplo, en EY hemos creado 'Women in technology', una iniciativa estratégica que aboga por la inclusión del talento femenino en nuevos campos, incluidos el de 'software', la ingeniería y los servicios de IA.

W.- ¿Crees que existe una carencia de roles femeninos? ¿Has tenido algún referente en tu carrera profesional?
A.A.- Es una realidad: no hay suficientes roles femeninos en los puestos más altos de la dirección. Considero que es nuestra obligación es hacer ver a las mujeres que no les pondrán trabas en llegar hasta donde ellas quieran, para que no tengan ningún temor a crecer.

Personalmente, yo me he criado en el seno de una familia numerosa donde todos teníamos las mismas responsabilidades y derechos, y creo que esa percepción me ha acompañado toda la vida profesional donde he tenido referentes masculinos y femeninos. Lo cierto es que a lo largo de mi carrera no he percibido diferencia en el trato, pero sí la ausencia de mujeres al ir subiendo de categoría.

W.- ¿De qué manera el teletrabajo te ayuda a conciliar la vida personal y profesional?
A.A.- Tener medios que favorezcan la conciliación de la vida laboral, familiar y personal es fundamental. Hoy en día, se nos ofrecen muchas soluciones para poder desempeñar nuestro trabajo con eficiencia, flexibilidad y mayor satisfacción por parte de todos.

Empecé a teletrabajar en 2004, con el nacimiento de mi hija, y cuando lo propuse, tanto el cliente con el que estaba trabajando, como mi empresa, lo vieron como una oportunidad para asegurar la colaboración continuada.

Actualmente, trabajo en Madrid la mayor parte del tiempo y vivo en Sagunto, a 25km de Valencia. Si piensas que la conciliación es complicada añádele 400 km de distancia. No sería posible sin el teletrabajo.

W.- ¿Es posible alcanzar el éxito en la vida profesional y disfrutar de una exitosa vida personal?
A.A.- Sí, de hecho, creo que no es posible conseguir uno sin el otro. O, al menos en mi caso, necesito que ambos estén equilibrados.

 


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Technology!

boton inicio