Azucena Hernández, fundadora y CEO de Eurocybcar: “El vehículo debe tener la misma protección que tienen nuestro móvil, el ordenador del trabajo y el de casa"

  • Lunes, 06 Abril 2020

Azucena Hernandez EurocybcarAzucena Hernández eligió un sector masculinizado, el del motor, para desarrollar su carrera periodística, porque desde niña su gran pasión han sido los coches, y el respaldo de sus padres la animó a seguir adelante. En su nueva etapa como empresaria, ha creado una herramienta pionera con la que se adelanta a las futuras exigencias del mercado: el test que mide el nivel de ciberseguridad de los automóviles.

En los más de 25 años de su trayectoria periodística fue, entre otras responsabilidades, directora de la revista Autofácil, número uno en ventas durante más de 15 años consecutivos. Ahora se dispone a liderar la ciberseguridad en los grandes ordenadores con ruedas que conducimos cada día.

WOMENALIA.- Su carrera combina dos sectores tradicionalmente masculinos: el motor y la ciberseguridad. ¿Cuál ha sido su trayectoria?
Azucena Hernández.- En esta nueva etapa empresarial estoy desarrollando una de las constantes de mi carrera profesional: ayudar a proteger la vida de las personas que viajan a bordo de un vehículo. Pero no tanto por la forma de conducir del propietario sino por las tecnologías que incorporan los automóviles. Soy licenciada en Ciencias de la Información, y he dedicado más de 25 años de mi carrera profesional a la comunicación en el mundo del motor, centrando estos últimos seis años en la ciberseguridad aplicada al automóvil. A lo largo de ese cuarto de siglo he creado y dirigido publicaciones líderes en los quioscos, como Autofácil y las mensuales One Magazine y One Hacker. Y fue en esta última etapa cuando surgió la pregunta que me ha llevado hasta aquí: ¿quiénes y cómo se preocupan de que los coches conectados sean ciberseguros? Y para encontrar las respuestas nació Eurocybcar, un proyecto absolutamente innovador que aúna los dos sectores en los que he desarrollado mi labor como directora editorial ejecutiva, el del motor y el de la ciberseguridad.

W.- ¿A qué se dedica Eurocybcar?
A.H.- Eurocybcar, con sede en Vitoria, ha desarrollado el primer test en el mundo que mide el nivel de ciberseguridad de un coche. De la misma forma que hoy se sabe que un vehículo es seguro, gracias a Eurocybcar el usuario también podrá conocer si es ciberseguro. El coche es un enorme ordenador sobre cuatro ruedas, está expuesto a todo tipo de virus informáticos, al ataque de un ciberdelincuente…, y es importante que se tomen medidas para evitarlo. Como mínimo, el vehículo debe tener la misma protección que tienen nuestro móvil, el ordenador del trabajo y el de casa. El producto estrella de Eurocybcar es el primer programa europeo de pruebas, cuyo fin es verificar el nivel de ciberseguridad de los vehículos basándose en dos parámetros. Por un lado, cómo protege la privacidad de los datos de las personas que viajan dentro de un automóvil, a los que debemos sumar los que genera el propio coche. Y por otro, y más importante, cómo protege sus vidas. En el Test Eurocybcar se mide el nivel de protección de los sistemas de un vehículo frente a posibles ataques, realizados de forma física, remota y a través a las aplicaciones que la marca ofrece gratis y que el usuario se descarga en sus dispositivos móviles para disponer de funcionalidades en el vehículo (bajar las ventanillas, conectar la climatización, geolocalizarlo…) o aquellas que ya están instaladas en el vehículo.

Eurocybcar 1W.- ¿Cuál ha sido su papel en el desarrollo de esta herramienta?
A.H.- Tener la idea a raíz de formularme las mismas preguntas que haría un periodista de investigación: ¿en qué mundo vivimos? ¿Qué tecnología mínima lleva un coche? ¿Cuáles son las ciberamenazas que nos acechan? ¿Qué podría hacerle un cracker a un coche? Pero, sobre todo, ¿quién se preocupa de que viajemos en coches ciberseguros? A partir de ahí, empecé a soñar y conseguí que un equipo de hackers, ingenieros IT y periodistas probadores de coches me ayudaran a responder a esas preguntas. Analizando los resultados conseguí que mi proyecto se hiciera realidad, porque no había nadie en el mundo que tuviera un sistema para valorar, de forma objetiva, qué grado de ciberprotección ofrecen los vehículos que circulan por nuestras carreteras. Cuando hace más de dos años arranqué con este sueño, pensé que ser periodista podría perjudicar el proyecto. Hoy, afirmo que mi profesión está jugando a favor y, sobre todo, ser una periodista especializada en motor y ciberserguridad. Como cualquier otro profesional, un periodista puede liderar un proyecto de investigación y tecnología; eso sí, invirtiendo mucho tiempo, mucho esfuerzo, mucho conocimiento y poniendo toda la fuerza y el empeño en ello… Algo que resulta muy sencillo cuando estás rodeada del mejor equipo.

W.- ¿Cómo ha acogido el mercado esta propuesta?
A.H.- El foco principal de los fabricantes de automóviles está hoy dirigido a construir el coche verde. No están preparados para acometer el reto de la ciberseguridad. Eurocybcar se ha adelantado años al momento en el que se afrontará que el coche, además de ser seguro y ecológico, también debe ser ciberseguro. No se puede hablar de coche conectado, autónomo, de movilidad sostenible, si no se contempla la ciberseguridad. De hecho, según la nueva regulación de Naciones Unidas, que se aprobará este año y se verá reflejada en un Reglamento Europeo de Seguridad de Vehículos, que estará vigente a partir de 2022, los automóviles que se comercialicen deberán contar con un certificado de ciberseguridad. Por suerte, las instituciones y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado ya se están preocupando por las consecuencias que tendría sufrir un ciberataque en sus flotas de coches y están sometiendo a los vehículos al Test Eurocybcar, anticipándose a los fabricantes.

Azucena HernandezW.- ¿Cómo percibe el sector a una mujer al frente de la empresa?
A.H.- Esta sencilla pregunta tiene una difícil respuesta. Me está doliendo más lo que vivo en mi día a día como cualquier CEO de una pequeña empresa que lo que vivo y he vivido como mujer empresaria. He vivido en primera persona cómo una gran multinacional del automóvil ha querido comprar mi sueño. Ante mi rotunda negativa, intentó copiar el proyecto y, al ser consciente de que no lo podía conseguir, porque Eurocybcar está registrada y en proceso de patente internacional, ha intentado borrarnos del mapa en España y en Europa. Estas prácticas tan despreciables son de uso común en algunas multinacionales, y en ellas no influye ni afecta para nada que el CEO de la empresa atacada sea hombre o sea mujer.

W.- ¿Qué diría a las mujeres que dudan si trabajar en el mundo del motor?
A.H.- Respondo a esta pregunta con el buen consejo que me dieron mis padres hace 32 años, cuando sentí temor porque el futuro de los periodistas, ya entonces, era incierto, y a esto se añadía otro reto porque había decidido especializarme en el sector del automóvil: “Si haces lo que sientes, llegarás muy lejos. No importa que esa profesión tenga futuro, importa lo que tú decidas hacer y conseguir en esa profesión. Si eres feliz haciendo tu trabajo llegarás muy lejos; todo lo lejos que tus sueños te lleven”.