El sector del motor responde con contundencia a la crisis del coronavirus

  • Viernes, 10 Abril 2020

Sector motor coronavirus 1La crisis del coronavirus no sólo ha afectado a la salud de los ciudadanos y a su libertad de movimientos. Como vemos a todas horas a través de los medios de comunicación, la economía se ha paralizado. Este problema afecta a grandes sectores, como el turismo y el motor, que tienen un gran peso en el empleo y en el PIB español. El motor, por sí solo, representa el 10% de nuestro PIB y un 9% de la población activa.

El sector del motor fue uno de los primeros que reaccionaron a la crisis provocada por la pandemia del coronavirus Covid-19. Los concesionarios cerraron sus puertas, los talleres quedaron en servicios mínimos para atender urgencias y las fábricas estaban pendientes de sus proveedores para intentar mantener la producción, reforzando las medidas de seguridad. Tarea complicada cuando importantes empresas, como el fabricante de neumáticos Michelin, decidieron cerrar sus instalaciones desde el 16 de marzo.

Reinventar las líneas de producción

Sector motor coronavirus 2Ante la dificultad, los fabricantes no se han rendido y han respondido con ideas positivas para ayudar a la sanidad española, tan necesitada de apoyo. De la misma forma que han hecho otras firmas, como las textiles que han comenzado a fabricar mascarillas y batas para el personal sanitario, los fabricantes de automóviles han dado un giro a sus líneas de producción.

Tiempo habrá para lamentar y corregir una caída de matriculaciones que en marzo se acercó al 70% en turismos y todoterrenos y que, según Faconauto, en abril y mayo podría acercarse al 90%. Seat es uno de los fabricantes que han dado un paso adelante. La línea que producía su modelo León se ha transformado en tiempo récord para fabricar respiradores asistidos utilizando el motor de un limpiaparabrisas y otras piezas. La fábrica de Martorell ya está lista para producir 300 unidades diarias.

Empresas y trabajadores solidarios

Sector motor coronavirus 3Otros fabricantes de aumotóviles y sus proveedores han lanzado iniciativas similares. Según Anfac, las impresoras 3D se están aprovechando para fabricar viseras, gafas, máscaras de protección y mascarillas, “tanto por iniciativa de la propia empresa como por empuje de los trabajadores”. Otras empresas están cediendo sus flotas a hospitales de toda España para colaborar en el traslado del personal sanitario, el reparto de medicinas y otras necesidades de asistencia.

También han surgido medidas en apoyo de los 8.000 concesionarios y compraventas que funcionan en España, como la de las webs Autocasión y AutoScout24, que han anunciado la gratuidad de los anuncios mientras se prolongue el estado de alarma. El 95%, según estos portales, son pymes, que están sufriendo especialmente el impacto de esta crisis.

Golpe a la movilidad compartida

Sector motor coronavirus 4Otros negocios también se han visto gravemente afectados. Las plataformas de movilidad compartida, tanto de coches como de motos, anunciaron en un primer momento el refuerzo de la limpieza de sus vehículos para garantizar su seguridad pero, finalmente, una detrás de otra, terminaron anunciando la suspensión del servicio. Ese futuro del que tanto se hablaba, que anunciaba que los coches en propiedad iban a pasar a la historia, sufre así un fuerte golpe que hace plantear nuevas dudas.

También en el área del alquiler de vehículos, negocios más tradicionales han mantenido su actividad, aunque muy reducida debido a las restricciones del estado de alarma. Una de esas empresas es Alquiber, que se dedica al renting flexible para autónomos, pymes y grandes empresas. En su caso, frente a la posibilidad de recurrir al ERTE, la compañía ha decidido mantener a todos sus empleados y afrontar el gasto reduciendo un 50% la masa salarial de los miembros de su consejo de administración.

Juan Ramón Gómez


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Motor by Womenalia!

volver inicio Motor