La industria se prepara para el día después del confinamiento por coronavirus

  • Martes, 21 Abril 2020

Coronavirus concesionariosEl coronavirus nos ha hecho un daño del que la economía española tardará en reponerse. La industria de la automoción, consciente de su peso en el producto interior bruto de nuestro país y en la generación de empleo, se ha puesto las pilas y estudia ya cómo abordar su vuelta a la actividad, con asignaturas pendientes como la digitalización. Un engranaje en el que los concesionarios dependen de los fabricantes para reponer el stock, y éstos a su vez esperan el retorno a la producción de los proveedores de componentes. Todos ellos siguen pendientes de un mercado muy debilitado por la reducción de la capacidad de compra de familias y empresas.

Las matriculaciones de automóviles se desplomaron un 70% en el mes de marzo, según la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam). A su vez, el mercado de vehículos de segunda mano se redujo un 35%. Estos datos, advierte Ganvam, son más alarmantes si se tiene en cuenta que la actividad de todo el mes se concentró entre los días 2 y 13, hasta que el decreto de confinamiento frenó en seco las operaciones.

Matriculaciones atrasadas

Coronavirus produccion vehiculosLa cifra de ventas de marzo podría ser aún más dramática si se atiende a la interpretación que hace la patronal de los concesionarios de automóviles españoles Faconauto. A pesar de que, de por sí, las matriculaciones del mes pasado están por debajo de las que se tramitaron en los peores meses de la crisis económica, esta entidad explica que las ventas registradas en el canal de particulares y empresas en los últimos 15 días del mes, durante el confinamiento, “responden, casi con toda seguridad, a operaciones realizadas en los meses anteriores y que no se habían podido matricular”.

Mientras los concesionarios se mantienen cerrados, la actividad continúa. Ahora las energías se concentran en la puesta al día en materias pendientes, como la digitalización. El confinamiento y la necesidad de teletrabajar han demostrado que la transformación digital era algo más que una moda, y quienes aún no la habían abordado no pueden más que lamerse las heridas o ponerse manos a la obra. Los que venían con la tarea hecha han logrado, al menos, mantener el contacto con los consumidores a través de herramientas online que allanan el camino a las ventas cuando el confinamiento por coronavirus llegue a su fin.

Los retos de la digitalización

Coronavirus formacion onlineEn ese contexto, Faconauto ha lanzado un programa formativo con 70 cursos en formato online que pretenden potenciar las capacidades de los negocios y de sus empleados. Fundamentalmente, con esta formación, la patronal pretende abordar los retos a los que se enfrenta la distribución y la reparación de vehículos a raíz de la digitalización. Además, persigue reforzar la atracción y retención de talento y aumentar la presencia de mujeres en los concesionarios.

Mientras tanto, las asociaciones que representan al sector han lanzado un nuevo comunicado conjunto en el que piden al gobierno un plan de choque de medidas urgentes y específicas para la automoción. Con cifras como la caída del 95% de la facturación en los talleres, la recuperación de la actividad no parece suficiente para reactivar el sector, dada la gran incertidumbre de consumidores y empresas sobre su estabilidad económica. A ello se suma una temporada turística que se da por perdida, con un impacto drástico en el mercado de negocios de alquiler de vehículos.


¿Te ha parecido interesante este contenido? ¡Descubre el resto de Women at Motor by Womenalia!

volver inicio Motor